Las donaciones al Proyecto construyendo escuelas sobrepasan los $20,000.00 dólares

El ministerio de alcance en El Salvador continúa sirviéndoles a los niños más vulnerables durante la pandemia de COVID-19

 Durante una llamada por conferencia con algunos supervisores y líderes del ministerio de niños en lunes por la noche, la coordinadora internacional de Niños al Servicio [del Ministerio de Niños], Michelle Brooks-Young anunció que las donaciones a este proyecto misionero hanzo sobrepasado los $20,000.00 dólares. El Proyecto construyendo escuelas, que tuvo su comienzo en junio de 2019, es el proyecto de recaudación de fondos para las misiones más grande e intrépido jamás intentado desde que fue lanzado el primer proyecto en el 2005 —La Mano que Ayuda para Niños.

“Me emocionan y sorprenden las noticias que he recibido sobre este proyecto”, dijo Michelle. “El trabajo en equipo entre nuestras iglesias y los ministerios de niños en los Estados Unidos están teniendo un impacto en El Salvador. ¡Qué maravilloso logro en tan solo unos cortos meses!”

El Proyecto construyendo escuelas recauda fondos para apoyar a la oficina nacional de la Iglesia de Dios de la Profecía en El Salvador en sus esfuerzos por fortalecer los ministerios de alcance que actualmente le sirven a más de 2,000 niños al día, proveyéndoles alimentos, tutoría, actividades recreativas y capacitación espiritual. Para muchos de estos niños, este ministerio les provee la única influencia adulta estable en sus vidas, capacitándolos para tener éxito académico y desarrollar un oficio para el trabajo en el futuro.

En la década pasada, la Iglesia de Dios de la Profecía en El Salvador ha estado trabajando con algunas organizaciones filantrópicas abriendo centros de aprendizaje en nuestras iglesias locales. Mediante la generosidad de estas organizaciones, nuestros ministerios locales han tenido la oportunidad para contratar directores profesionales capacitados, docentes y personal para servirles a los niños en estos centros. Cada escuela pasa por una auditoría al mes y cada niño es evaluado regularmente para asegurar el progreso satisfactorio en sus estudios.

Si bien es cierto que estos programas están teniendo un impacto significativo en las vidas de los niños de El Salvador y la comunidad, las instalaciones que albergan estos programas han resultado insuficientes. Debido a los requerimientos de los donadores, son necesarias algunas actualizaciones y expansiones para seis de nuestras escuelas iniciales para modo de que continúe nuestro programa. Cada ubicación tiene una lista de espera de cientos de niños que podrían estar recibiendo atención, con las instalaciones adecuadas.

En diciembre, Niños al servicio distribuyó el primer pago de $10,000.00. Con estos fondos iniciales el primer sitio fue finalizado en Gotera, El Salvador.

Debido a la pandemia de COVID-19, la construcción de nuestros sitios ha sido detenida, puesto que los permisos para construir han sido suspendidos. Sin embargo, los esfuerzos de alcance a los niños continúan en las iglesias locales —repartiendo alimentos y artículos de higiene personal a las familias.

“Es emocionante ver como los líderes en El Salvador continúan invirtiendo en sus respectivas comunidades, tanto en la creación de proyectos como en el alcance comunitario”, dijo Michelle. “Esta iniciativa no ha cesado a pesar de esta pandemia. Se han abierto nuevas puertas de oportunidad para ellos ministrar”.

El Salvador ha sido nombrado “el país más violento en Latinoamérica” y su tasa de homicidios son lo más altos de la región. Según las Naciones Unidas, un promedio de 40 niños son asesinados al mes; son víctimas de la pobreza, guerra civil y catástrofes naturales. 1.8 mil millones de niños forman parte de la fuerza laboral de esta nación. Cuatro de cada diez niños salvadoreños viven en extrema pobreza, y más de la mitad de los niños en esta nación sobreviven con menos de $1.25 dólares al día.

Para más información sobre Niños al servicio, o para descargar la Guía del Proyecto construyendo escuelas, pulse aquí.