Tu Crecimiento Hace Crecer a Otros

Una de las mayores alegrías de la vida es el don de servir a los demás. A menudo, en el ajetreo del trabajo, la familia y la sociedad, trazamos los límites alrededor de nosotros mismos tan estrechamente que no dejamos espacio para amar bien a los demás. El deseo de Dios es guiarnos a un lugar de abundancia interior, no solo para que podamos vivir en la plenitud de la vida, sino también para que podamos darnos a los demás. Filipenses 2:4-8 dice: “Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses,......

Continue Reading