MEMBRESÍA

La Iglesia de Dios de la Profecía fue establecida por Dios para ser una expresión dinámica del cristianismo del Nuevo Testamento. Un pacto verbal une visible y públicamente a los creyentes con la Iglesia de Dios de la Profecía —local e internacionalmente. Este pacto no trae salvación, sin embargo cumple fortalece al creyente en su desarrollo personal y madurez espiritual al unirlo a una comunidad mayor de creyentes. Toda persona que ha nacido de nuevo en Cristo Jesús puede ser miembro de la Iglesia de Dios de la Profecía.

Le damos la bienvenida a todo candidato que es elegible para la membresía en una ceremonia especial, en la cual se le pregunta:

Pacto (Commitment)
¿Promete usted sinceramente en la presencia de Dios y estos testigos que acepta esta Biblia como la Palabra de Dios, creer y practicar sus enseñanzas correctamente —el Nuevo Testamento como su única regla de fe y práctica, gobierno y disciplina, y andar en la luz a su mejor conocimiento y habilidad?
Las personas que desean unirse a la membresía de la iglesia deben responder: “Sí, lo haré”.