423.559.5330
cgpkids@cogop.org

Seis maneras de presentar una lección bíblica creativamente

Imagina: Usted ha invertido horas preparando una lección para su servicio de niños. Y está completamente seguro de que, al momento de hacer el llamado al altar, su grupo de niños entero pasará al frente con lágrimas en los ojos deseosos por participar en el próximo viaje misionero. Comienza a impartir su lección bíblica con mucha confianza. Las cosas van muy bien, y cinco minutos después de comenzar la lección, comienzan los problemas. Los niños se vuelven inquietos y comienzan a hablar. Mientras que algunos niños están inquietos, otros están mirando fijamente a la distancia ignorando su enseñanza. Es en este momento preciso que usted se percata de que ha perdido la atención de los niños. Sin duda están atentos, ¡atentos a algo muy lejos de la lección que está usted impartiendo!

¿Qué podemos hacer para conservar la atención de los niños? ¿Cómo les enseñamos a los niños de manera eficaz y relevante? A veces recuerdo y reflexiono sobre cómo fui enseñada en mis clases de escuela dominical y servicios de niños cuando era niña, sin embargo, eso fue en los años 70. Seamos sinceros, enseñar con un flanelógrafo, tiras de película y estrellitas en una tabla de asistencia ya no son cosas relevantes, y, por tanto, ya no son efectivas hoy día.
Durante años he observado iglesias esforzarse por lanzar eventos maravillosos, como las escuelas bíblicas de verano, las cuales son maravillosas; sin embargo, ¿por qué no aplicamos esta dedicación y creatividad a nuestros ministerios semanales? Colosenses 3:23 nos dice: «Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres». Entiendo que no es posible transformar y decorar a la iglesia cada semana como lo haríamos para las escuelas bíblicas de verano, sin embargo, podemos utilizar nuestra imaginación, creatividad y recursos electrónicos para implementar las mismas estrategias en el ministerio de niños a menor escala. Es importante recordar que cuando les ministremos a los niños, lo hagamos de corazón como para el Señor.

IDEAS QUE PUEDE UTILIZAR

¡Traiga la historia bíblica al salón!
Es una maravillosa experiencia ver una historia bíblica cobrar vida en su salón. No solo es emocionante para un ministro ver a los niños envolverse más en la lección, pero también es emocionante para los niños sentir que son parte de la historia. La clave es encontrar el enfoque o escenario central de su historia, pregúntese: «¿Cómo puedo lograr esto en mi salón de clase?»

  • Cree un mural grande con dibujos de los diferentes escenarios de su historia bíblica. Puede dibujar el escenario o quizá a los personajes. Si no tiene usted el don del dibujo, busque imágenes que vayan de acuerdo a los escenarios de su historia y proyéctelos en las paredes de su salón. Luego trace estas imágenes sobre un pedazo grande de papel. Coloree o pinte sus dibujos, y verá cómo mágicamente se vuelve artista. Puede utilizar esta misma técnica para algunos personajes bíblicos. Recuerdo que en una ocasión dibujé un gigante de nueve pies (3 m) para contar la historia de David y Goliat. Los niños han escuchado esta historia una y otra vez, sin embargo, cuando se paran al lado de algo tan grande y comparan la estatura de este gigante con su propia estatura, ¡nunca lo olvidarán!
  • Si va a compartir una historia que habla sobre un río, puede retirar las sillas y crear un río en su área de ministerio utilizando manteles azules y piedras de un río. Pídales a los niños que se sienten alrededor de este río mientras presenta su lección.
  • A continuación, algunas ideas que puede utilizar para presentar sus historias bíblicas:

Daniel en el foso de los leones: Dibuje y recorte huellas de zarpa en papel. Utilizando estas huellas, cree un camino que comience de la entrada de la iglesia y termine en el salón de los niños. Coloque las huellas de manera que rodeen la iglesia y pasen por algunos obstáculos. La curiosidad de los niños irá aumentando a medida que siguen las huellas.

Los tres jóvenes hebreos en el horno de fuego: Construya un horno de fuego utilizando cajas grandes, como cajas de mudanza o la caja grande de algún electrodoméstico. Agréguele papel de seda (papel chino) amarillo y anaranjado para representar las llamas del horno.

La entrada triunfal: Utilice disfraces y ropa vieja para preparar un camino en el salón del ministerio de niños. Coloque ropa en el piso junto con palmas para similar como pudo haber sido la entrada triunfal. Si no tiene acceso a las palmas naturales, puede hacer las suyas con papel construcción verde.

La cena del Señor: Coloque cojines alrededor de una mesa bajita para que los niños se sienten en el piso en lugar de sillas. Si no tiene una mesa bajita, puede colocar una tabla de madera sobre algunos bloques de concreto de manera que queda cerca del piso. Coloque manteles, uvas, una copa de jugo de uva y pan en la mesa. Pídales a los niños que se quiten los zapatos y se sienten a la mesa cuando lleguen al salón.

¡Aprendiendo a través del desorden!
Comprendo que a muchas personas les molesta el desorden. En algunos aspectos el desorden también me molesta a mí, pero no me molesta al momento de ministrarles a los niños. He aprendido que a los niños les ENCANTAN las lecciones objetivas y experimentos científicos que hace desorden. Entre más desorden cree, mejor. Considere que, como padres motivamos a nuestros hijos a mantener en orden sus habitaciones, a no dejar tiradero y a sentarse bien en la mesa al momento de comer para no dejar menuzas. Así que es emocionante y memorable para los niños ver a sus líderes en la iglesia armar desorden.

Lección objetiva con pasta dental
Verdad bíblica: Agradaré a Dios a través de mis palabras
Escrituras: Proverbios 12:18; 16:24
Materiales: Tubo de pasta dental, un plato desechable

 Lección: Hable sobre como algunas cosas lastiman o hieren nuestro exterior (como caerse) y algunas cosas lastiman o hieren nuestro interior (como las palabras hirientes). Muéstrele a los niños el tubo de pasta de dental y el plato desechable. Oprima fuertemente la pasta dental, vaciando su contenido sobre el plato desechable. A los niños les encantará esta parte. Luego,pídale a un niño voluntario que pase al frente del salón e intente reintroducir la pasta dental en el tubo. Se rendirá fácilmente, porque es imposible hacerlo. Explique que nuestras palabras son como la pasta dental, en cuanto salen de nuestros labios estas palabras, ¡no hay vuelta atrás!

Lección objetiva con una gaseosa
Verdad bíblica: Debo demostrar mi amor por Dios y otros a través de mis palabras y acciones
Escrituras: Proverbios 4:23 y Lucas 6:45
Materiales: Dos latas de gaseosa, una lona

Antes de comenzar la lección, hágale un pequeño hoyo en la parte inferior de la lata de gaseosa, y vacíe su contenido para que la lata tenga la apariencia de estar llena cuando en realidad está vacía.

Muéstrele a los niños la lata preparada y hable sobre cuánto disfruta tomar gaseosa. Explique que realmente disfruta aún más de una gaseosa que ha sido agitada vigorosamente. Comience a agitar la lata.

Los niños se pondrán nerviosos cuando comience usted a agitar la lata porque pensarán que está aumentando la presión de la gaseosa. Después de agitar la gaseosa un tiempo, camine entre los niños y finja que abrirá la lata sobre sus cabezas. Haga esto varias veces. Finalmente, abra la lata mostrando que la lata está vacía.

Pídale a un niño que lea Lucas 6:45. Explique que, si la lata tuviera gaseosa, hubiera salido de la lata. Sin embargo, como la lata no tenía gaseosa, no salió nada. De esta misma manera, lo que hay en nuestro corazón rebosará para afuera. Si tenemos cosas buenas en nuestros corazones, rebosarán cosas buenas de él. Si tenemos cosas malas en nuestros corazones, rebosarán cosas malas de él.

Si quiere hacer algo divertido con los niños, coloque una lona en una sección del salón y agite la otra lata que sí tiene gaseosa, y ábrala sobre la lona. ¡A los niños les encantará esto!

¡Cree tableros de anuncios llamativos!
Me encanta utilizar tableros de anuncios en mi ministerio de niños. Son una maravillosa herramienta por muchas razones. Puede utilizarlos para mantener informados a los padres/voluntarios y para exhibir algún proyecto o trabajo manual de los niños. Sin embargo, también disfruto utilizarlos durante mis lecciones, especialmente si mi lección es parte de una serie temática. A continuación, algunas maneras de incorporar los tableros de anuncios a sus lecciones de manera que convierte un tablero ordinario en algo extraordinario.

Haga que su tablero sea algo interactivo y apto para los niños.

  • Exhiba escenas u objetos de la historia bíblica de manera creativa, y permita que los niños los toquen. Por ejemplo, cuando vaya a impartir una lección bíblica que habla sobre cultivos o plantas, usted puede cultivar alubias directamente en su tablero de anuncios. Coloque alubias en una bolsa plástica llena de papel toalla y pegue la bolsa del tablero. Los niños disfrutarán preparar este proyecto. A medida que ven crecer esta planta semana tras semana, tendrán un recuerdo visual de la historia bíblica.
  • Utilice papel colorido y vibrante en el tablero de anuncios e incluya diferentes texturas. En lugar de utiliza papel blanco para representar nubes, pegue guata sobre sus nubes para darle algo de textura. También puede utilizar fieltro o tela en lugar de sólo utilizar papel de color.
  • El papel de seda (papel chino) y las flores de seda son una excelente idea cuando necesita decorar con flores o un jardín. En lugar de sólo utilizar un borde regular para su tablero de anuncios, puede utilizar papel crepé para darle una apariencia tridimensional o cortar tiras de papel de color para que se vea diferente en lugar de solo parece un tablero plano.
  • En el otoño, utilice algunas hojas de otoño para darle textura a su tablero. Colocar palmas en Domingo de Ramos también es una magnífica idea.
  • Utilice los tableros de anuncios como parte de su tiempo de ministración.
    • Oración: Usted puede impartir una serie de lecciones sobre la oración. Divida su tablero de anuncios en dos secciones. Utilice una sección para las peticiones de oración; y utilice el otro lado para las oraciones contestadas. Durante su lección, deles a los niños la oportunidad de enlistar sus peticiones de oración. Ellos pueden pegar su petición del lado correcto del tablero con el método que usted elija (cinta adhesiva, tachuelas, pinzas de ropa en una cuerda, etc.) A medida que se contesten las oraciones, pueden transferir sus peticiones al lado del tablero que corresponda a las oraciones contestadas.
    • Actos de bondad: Imparta una serie de lecciones sobre mostrar amor/bondad. Durante una de las lecciones pídale a los niños que sugieran algunas maneras en las que pueden mostrar bondad a los demás. Escriba en una mitad del tablero: «Actos repentinos de bondad». Coloque debajo de este título varios sobres, cada uno con sugerencias de los niños sobre cómo ser amables con los demás. En la parte inferior del tablero, coloque las instrucciones: Paso 1: Retira una tarjeta del sobre. Paso 2: Realiza el acto de bondad. Paso 3: Toma una foto. Paso 4: ¡Continúa! Reserve el otro lado del tablero para las fotos de los actos de bondad de los niños.
    • ¿Qué recuerdas de la lección? Cree un tablero colorido que diga: «¿Qué recuerdas de la lección?» Al concluir la clase, reparta papelitos autoadhesivos (Post-it), y pídales a los niños que escriban sobre ellos lo que aprendieron de la lección. Luego pegue estos papelitos del tablero. Esta actividad les ayudará a recordar, y le ayudará a usted a confirmar si escucharon o no a la lección.

¡Conviértase en un excelente narrador de historias!

¡No hay nada peor que tener que escuchar a un orador carente de entusiasmo! He llegado a la conclusión que, si la historia es aburrida para mí, también lo será para los niños. Por lo tanto, debemos ser buenos narradores. A continuación, algunas maneras sencillas para convertirse en un buen narrador de historias.

  • ¡Muestre su entusiasmo con su voz! Utilice fluctuaciones, voces graciosas y hasta susurros. Sea cual sea su método, no sólo cuente la historia en una voz monótona, porque se arriesgará a perder la atención de los niños.
  • Pídale a los niños que escuchen atentamente a la historia para descubrir cuáles son las palabras clave. Lea la historia y seleccione dos palabras que aparecen varias veces en la historia. Por ejemplo, en una historia del Nuevo Testamento, quizá escoja las palabras «Jesús» y «discípulos». Instruya a los niños a hacer algún gesto o movimiento. Cuando cuenta la historia de cuando Jesús calmó la tormenta, puede instruir a los niños a hacer un sonido que represente el viento cada vez que escuchen la palabra «viento». O que simulen el mover de las olas con sus brazos cuando escuchen la palabra «olas».
  • Utilice una «bolsa de historias». Consiga o compre varias piedras lisas para utilizar como «piedras de historia». Las «piedras de historia» son piedras que tienen dibujos o imágenes pegadas a ellas. Generalmente estas imágenes representan puntos clave de la historia. Por ejemplo, en la historia del arca de Noé se pueden crear siete piedras. Cada piedra presenta uno de los siguientes puntos importantes: Noé, el arca, animales, lluvia, una paloma, una paloma con una rama y un arcoíris. Coloque las piedras en una bolsa o caja. A medida que enseña la historia, busque en la bolsa/caja y retire la piedra apropiada. A los niños les dará curiosidad ver qué retirará de la bolsa. Una idea alternativa para las piedras de historia es colectar objetos que representen los puntos principales de la lección y mostrárselos a los niños mientras narra la historia.
  • Utilice una lámpara de luz ultravioleta. Son bastantes útiles y hacen de su lección algo llamativo. Compre un tubo largo de luz ultravioleta en la sección de alumbrado de su tienda local. No compre un foco individual, pues estos no son suficientemente fuertes. Tape toda fuente de luz natural, cubriendo las ventanas y puertas. Los colores fluorescentes brillan fuertemente cuando están bajo una la luz ultravioleta. Al igual que las piedras de historia, elija puntos clave de su historia y recorte siluetas en papel fluorescente de esos artículos. A medida que cuenta la historia, muestre los objetos/letreros que creó. Incluso puede recortar las palabras de versículos bíblicos. Si tiene fondos disponibles, sería bueno invertir en títeres para la luz ultravioleta. Estos son buenos para los niños de todas las edades, porque brillan en la oscuridad.

¡Utilice los videoclip y medios digitales!

Vivimos en un mundo de alta tecnología. Los niños se pueden beneficiar del uso de los medios tecnológicos para hacer que las historias bíblicas cobren vida. Considere las sugerencias a continuación si se encuentra en una iglesia que tiene la capacidad para utilizar los medios digitales en su salón del ministerio de niños.

 

  • Prepare una presentación de diapositivas de la historia bíblica utilizando muñecos y juguetes. Utilice los juguetes para preparar el escenario de la historia, y tome fotos digitales de ellas. Transfiera estas fotos a unas diapositivas de PowerPoint en su computadora. Puede utilizar todo tipo de ideas divertidas al momento de seleccionar qué quiere utilizar para sus personajes bíblicos. ¿Qué tal un elenco completo de muñecos hechos de bloques o peluches? Imagine las expresiones de los niños cuando cuente la historia de los diez leprosos, en lugar de sólo sostener una simple foto de su libro de historias bíblicas, tiene una foto de diez personas de bloque acudiendo a Jesús para ser sanadas. Al igual que con un libro de historias, no es necesario incluir una foto para cada detalle, solo algún punto o escenario clave.
  • Cree una historia bíblica en video. Busque imágenes en la Internet de escenas bíblicas e intégrelas a su presentación.
  • Utilice videoclip divertidos. Generalmente yo no presento videos en mis clases porque la mayoría de los niños tienen acceso a los videos. Sin embargo, sí disfruto utilizar videos para añadir énfasis a mi lección, pero no deben tomar el lugar de mi lección. Existen varias opciones en línea. Para buscar sugerencias, vea la sección de recursos de este boletín informativo. Nota: Debe ver el videoclip en su completitud para asegurarse de que la enseñanza sea bíblicamente precisa.
  • Grabe adolescentes o adultos en su iglesia disfrazados como personajes bíblicos que actúen la historia bíblica. Muestre el video a los niños durante el tiempo de ministración. Esta es una maravillosa opción si los actores no están disponibles para venir y presentar una dramatización durante el tiempo de ministración.

¡Llévelo a cabo!

Todos los ministros de niños, en algún punto u otro, les hemos pedido a los niños que hagan una dramatización de alguna historia bíblica. Aunque este puede ser un maravilloso método, se puede volver redundante. A continuación, algunas ideas utilizando el mismo concepto, pero con un pequeño cambio.

  • En lugar de pedirles a los niños que dramaticen una historia, pídale a algunos adolescentes que dramaticen la historia para los niños. Pídales que se disfracen de personajes bíblicos y actúen mientras narra la historia.
  • Tenga a un predicador invitado. Es similar a la primera sugerencia, pero en lugar de pedirle a un equipo de personas que presenten la historia, pídale a una persona que cuente lo que pasó en la historia bíblica. Invite a una persona que sea expresiva, que tenga facilidad de palabra, y que pueda contar la historia de memoria sin la necesidad de utilizar un manuscrito. Por ejemplo, si la historia bíblica trata sobre el hombre que fue bajado por el techo, pídale a una persona que se ponga un disfraz y cuente la historia desde la perspectiva de una persona que estuvo en la casa mientras Jesús enseñaba.

Considere la historia de cuando Dios alimentó a los 5,000. Siempre nos enfocamos en Jesús, pero quizá una adolescente puede hacer el papel de una persona en la multitud. Puede hablar sobre lo que vio aquel día, y cómo fue presenciar un milagro.

  • Realice una dramatización con sombras. Esta clase de dramatización se lleva a cabo en una plataforma donde se cuelga una cortina blanca sobre la cual proyectar una brillante luz. Los personajes pueden pararse detrás de la cortina, creando así las sombras sobre ella. Desde el lugar donde están los niños viendo la dramatización, no verían a los actores, sino que sólo verían siluetas. Para utilizar este método, asegúrese de que estará completamente oscuro el salón. Narre la historia y asegúrese de que los actores conozcan sus momentos para salir y entrar al escenario.

Recursos

Libros

La reinvención de la escuela dominical: Técnicas transformadoras para enseñar y cautivar a los niños
Autor: Aaron Reynolds
ISBN: 0829753761

Fe artesana: 101 manualidades infantiles para crecer en la fe
Autora: Laurene Easton
Publisher: Loyola Press
ISBN: 0829437657

 

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.