423.559.5330
cgpkids@cogop.org

Ministerio de Campamentos

INTRODUCCIÓN

Recuerdo el momento en que me enamoré del ministerio de campamentos. Fue en el verano que llevé a mi hija más pequeña al campamento para niños de 6 a 8 años edad en Tenesí. Ambas éramos campistas porque, debido a su edad, el campamento permitía que los padres asistieran al campamento con sus hijos. Ambas nos sentimos más cerca de Dios, y Dios continuó obrando en nuestras vidas durante todo el campamento. Sus planes para mi hija era incrementar su crecimiento espiritual cada verano que regresaba al campamento. Jamás olvidaré el día que volvió ella del campamento de adolescentes con un hambre por conocer más de Dios y Su palabra. Ella pasó semanas estudiando la Biblia. El campamento fue un momento decisivo para ella. El plan de Dios para mí iba más allá que sólo asistir a los campamentos. Mi esposo y yo ahora dirigimos el mismo campamento al cual asistí con mi hija, el campamento para niños de 6 a 8 años de edad en Tenesí.

Los niños, así como los adultos, necesitan tiempo para salir de sus rutinas diarias y tener un encuentro con Dios en un lugar donde puedan recibir todo lo que Él ha preparado para ellos. Aun al comienzo de su ministerio, Jesús tomaba tiempo para descansar y orar, y Él instruyó a Sus discípulos a hacer lo mismo. El ministerio de campamentos les ofrece a los campistas la oportunidad distanciarse de las distracciones de la vida diaria, las redes sociales, las obligaciones y expectativas familiares. Este ambiente de libertad da lugar a la libertad espiritual.

Segunda de Corintios 3:17 dice: «Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad».

A medida que los niños experimentan libertad espiritual en el campamento, pueden alejarse un poco de las distracciones de la vida; y acercarse más a Dios.

 IDEAS QUE PUEDE UTILIZAR

 Comience con el fundamento de la oración

«Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu…» Efesios 6:18

La Palabra de Dios nos advierte que estamos librando una batalla espiritual, una batalla por las almas de los niños. Debemos estar preparados para ir a pelear cuando vamos a un campamento de la iglesia. Debemos ceñirnos de toda la armadura de Dios para poder resistir al enemigo.

Cada año al momento de prepararnos para el campamento, enfrentamos ataques del enemigo. A veces están relacionados a asuntos del campamento; y a veces son ataques personales. Dios tiene una obra, un ministerio y un plan para cada campista, y el enemigo quiere destruir los propósitos de Dios en las vidas de los niños incluso antes de que comience el campamento. Debemos prepararnos para estos ataques a través de la oración.

Forme un equipo de intercesores que oren por usted y todas las personas que formarán parte del campamento. Estas deben ser personas que no asistirán al campamento, pero que tienen el llamado fiel de clamar a Dios a su favor.

Cree y comparta una guía de oración con su equipo. Liste cosas específicas por las cuales quiere que los miembros de su personal y su equipo de intercesores oren. A continuación, algunos ejemplos que yo incluyo en mi guía de oración:

Oración por los campistas

  • Ore por la salvación de los niños.
  • Ore para que Dios proteja a los niños.
  • Ore para que los niños disfruten del campamento en lugar de extrañar sus hogares.

Oración por el personal

  • Ore para que Dios derrame de Su unción sobre nuestro personal hasta rebosar, para que puedan derramar de esa misma unción en las vidas de nuestros campistas.
  • Ore para Dios supla todas las necesidades de nuestro personal y sus familias a medida que ellos sacrifican de su tiempo personal para ministrar en el campamento.
  • Ore para el personal sirva con armonía y amor.

Oración por el campamento

  • Ore para que se haga la voluntad de Dios.
  • Ore para que cada actividad del campamento sea divertido y seguro.
  • ¡Ore para que Dios coloque un paraguas sobre el campamento para que no llueva!

¡Derrote al enemigo a través de la oración!

 

Edifique el tema de su campamento sobre la Palabra de Dios

«Un hombre sabio (prudente) edifica su casa sobre la roca». Mateo 7:24-27

Mientras me preparaba para un campamento un año, recibí palabra de Dios diciéndome que utilizara la palabra CELEBRA como el tema del campamento. Utilicé como base el Salmo 145:7, que dice: «Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, y cantarán tu justicia». Mientras continuaba con mis preparativos para el campamento, me enfoqué más en el concepto de las celebraciones y la diversión que podríamos experimentar con este tema que en la escritura que Dios me había dado. Y aunque estaba planificando diligentemente, no estaba obteniendo buenos resultados hasta volví a la Palabra de Dios. Cuando me enfoqué en celebrar a Jesús y Su bondad, mis planes comenzaron a obtener buenos resultados.

Edificar su tema basado en las Escrituras le ayudará a reclutar voluntarios y proveer varias maneras para promover su evento. También he aprendido que edificar un tema sobre las Escrituras provee un fundamento sólido y ayuda a guiar al personal y a los campistas hacia un meta en común. Por ejemplo, nuestro tema este año es «LA VERDAD», basado en Juan 14:6. Saldremos en busca de la verdad, por tanto, ¡saldremos en busca de un tesoro!

 

Provea la atmósfera adecuada

Proveer la correcta atmósfera en su campamento alienta a los niños a estar en un lugar donde puedan experimentar a Dios. ¿De qué consiste la atmósfera del campamento?

Espacio y decoraciones

Asegúrese de que la atmósfera del campamento aliente a los niños a experimentar de Dios. Decore las instalaciones de una manera apropiada para la edad de los niños y que vaya de acuerdo con el versículo central y tema del campamento. Por ejemplo, este año nuestros campistas de 6 a 8 años irán en busca de un tesoro. Decoraremos con mapas de tesoros, un enorme barco y cofres de tesoros. También colocamos nuestro versículo central y tema en las cabañas, la cafetería y el gimnasio. Así los campistas tendrán un recuerdo constante de lo que están aprendiendo y lo que Dios tiene para ellos.

La calidad con la cual decora usted tiene importancia. Reconozco que yo personalmente no tengo un don para este aspecto del campamento, por tanto, busco la ayuda de alguien. Hay personas que Dios ha puesto en mi vida que tienen un don para hacer que un lugar se vea acogedor, profesional y excelente. Le doy gracias a Dios por estas personas cada año. Cuando llegan al campamento los campistas, quiero maravillarlos tanto que desearán quedarse.

Actitud

Su actitud y el de su personal es parte de la atmósfera que sentará las pautas de su campamento. Si usted y su personal no están preparados, no se llevan bien, o han ido al campamento por la razón equivocada, los campistas podrán percibir esto. Durante un campamento, algunos miembros del personal estaban molestos por asuntos que no tenían que ver con el campamento. Esto causó una atmósfera de caos, y pasé demasiado tiempo interviniendo y resolviendo conflictos. La última noche del campamento, uno de los campistas me preguntó si podía orar por mí, porque había notado que yo estaba estresada. Me dio mucha tristeza escuchar eso; fue algo que los campistas no debían experimentar.

En el campamento del año pasado, Dios me dio una lección sobre cómo tener la actitud correcta. Al principio del primer servicio, mientras me preparaba para darle la bienvenida a los campistas, mis primeras palabas mataron el ambiente. El micrófono que tenía en la mano no estaba funcionando, así que lo primero que me escucharon decir fue: «¡Es maravillosa la tecnología hasta que deja de funcionar!» Sentí palpablemente cómo se fue la emoción de los campistas. Le insto a mantener una actitud positiva y proclamar bendición sobre el campamento. Las palabras tienen peso.

Hágase preguntas cuando esté considerando el ambiente anímico de su campamento. ¿Cómo se sienten los campistas mientras están en el campamento? ¿Se sienten ellos amados y deseados? ¿Son tratados con amabilidad? Cada año, le explico a mi personal que no debemos denigrar ni tratar a un niño de una manera que no refleje el corazón de Dios. Sólo debemos tratar a los campistas con amor, aceptación y gracia.

Como último, apague los celulares y sus redes sociales. Una de las metas del campamento es proveer un ambiente donde los campistas puedan separarse de las distracciones de la vida diaria y relajarse. Hacemos esto cada año, y nadie sufre por la desconexión de los medios sociales. Tenemos personal que se encarga de tomar fotos, y motivamos a los campistas a llevar una Biblia en lugar de depender de sus dispositivos móviles para leer los pasajes bíblicos.

La seguridad

«En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado». Salmo 4:8

Le seguridad es una parte integral de la atmósfera, y debe ser una prioridad. Si un campista se siente inseguro, no experimentará la libertad espiritual, ni tampoco podrá recibir lo que Dios tiene para él/ella.

Todos los miembros del personal deben completar la investigación de antecedentes penales y entregar una recomendación de su pastor local. Debemos defender nuestros campamentos de personas que quieren lastimar a los niños. Esto podría ser algo catastrófico para su campamento y los campistas. Puede ver las hojas que debe ser llenadas en la página web www.camphickoryhills.org

Asegúrese de que tenga suficiente personal y voluntarios. A veces tenemos voluntarios jóvenes que ayudan en los campamentos de los niños más pequeños. Los identificamos como «personal bajo entrenamiento». Siempre debe haber un miembro adulto del personal con los miembros del personal bajo entrenamiento. Todo miembro del personal debe recibir entrenamiento, sin excepción. Provea entrenamiento para los miembros del personal antes de que comience el campamento. Utilice este tiempo para repasar las expectativas y la política del campamento. A veces el personal está igual de nervioso que los campistas; y este entrenamiento les dará una descripción del trabajo que se espera de ellos, al igual que consejos y herramientas para prepararse para el campamento.

Edificar relaciones con los campistas mientras están en el campamento los ayudará a sentirse seguros y aceptados. Realice juegos, participe en sus actividades, y hable con ellos. Cuando los campistas se sienten seguros física y emocionalmente, ellos se sentirán seguros cuando al momento de ministrarles.

 

Provea tiempo para adorar a Dios

«Dad a Jehová la honra debida a su nombre; traed ofrenda, y venid delante de él; postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad» 1 Crónicas 16:29.

Es maravilloso ver a los niños adorar al Señor en la hermosura de la santidad. Cada año tenemos campistas que nunca han experimentado la verdadera adoración, por tanto, les enseñamos lo que es la adoración, a Quién estamos adorando, y cómo adorar. Ayudamos a los niños a entrar a la presencia de Dios a través de la adoración.

A veces cometemos el error de pensar que los niños no pueden comprender completamente la experiencia de la adoración hasta que sean mayores. Esto no es verdad. Los niños necesitan adorar para poder experimentar plenamente la presencia de Dios. Los niños también necesitan aprender a deleitarse en Su presencia y hallar descanso en Él.

Adorar no es algo que sólo hacemos en los servicios de la iglesia o cuando cantamos. También les podemos enseñar a nuestros campistas a adorar a Dios reconociendo quién Él es; y también adorarlo por lo que ha hecho disfrutando de la naturaleza.

Dios, Tú creaste los montes, los arroyos y el viento que mueve los árboles.

Dios, Tú separaste este tiempo para que yo viniera y pasara tiempo contigo.

Dios, Tú nos has dado estos hermosos días para disfrutar.

 

Afirme las expectativas claramente

«…el Señor te ha dicho lo que es bueno, y lo que él exige de ti: que hagas lo que es correcto, que ames la compasión y que camines humildemente con tu Dios» Miqueas 6:8 (NTV).

Nuestro Padre celestial expresó claramente Sus expectativas para nosotros —hacer justicia, amar la compasión y caminar humildemente con Dios. Saber lo que se espera de nosotros nos ayuda a seguirlo a Él y nos ayuda a saber qué hacer. Nuestros campistas necesitan algo de estructura en el campamento. Los niños florecen cuando saben claramente qué se espera de ellos. Fijar expectativas puede eliminar el temor y ayudar a los campistas a sentir algo de control.

Cada año los campistas reciben una carta que lista claramente las expectativas del campamento, incluyendo actividades especiales y cualquier artículo adicional que deben traer. Esto crea expectativa y emoción sobre el campamento.

La primera noche del campamento, repasamos las expectativas. Le comunico a los campistas cómo espero que se comportan y cuáles serán las consecuencias si no acatan estas expectativas. Ciertamente hay consecuencias cuando no seguimos direcciones, y éstas son mencionadas claramente al principio del campamento y también se mencionan el resto de la semana. Conocer las consecuencias que tendrán si no obedecen las reglas ayudará a los campistas a seguir las direcciones y escuchar. También hablamos con los campistas sobre el comportamiento correcto durante los servicios —deben escuchar y respetar al equipo de adoración y los predicadores. Les explicamos el orden del servicio para que los niños sepan que habrá un tiempo para la adoración, y después recibirán un mensaje del evangelista. Presentamos a los miembros del personal, repasamos el horario del campamento para que los campistas estén familiarizados con él. Esto les ayudará con los momentos de transición y les ayuda a evitar confusión en los niños pequeños.

 

Dé a los campistas la oportunidad de servir

Un campamento no sólo se lleva a cabo para recibir de Dios. También nos ayuda aprender a servirle a Dios. Sabemos que Samuel le sirvió a Dios desde pequeño (1 Samuel 2:18). Dios no tiene límite de edad para servir.

Nosotros nos esforzamos por darles a nuestros campistas la oportunidad de servir en el campamento. Diariamente tienen que hacer la limpieza en alguna sección de las instalaciones. Ellos tienen la responsabilidad de mantener sus cabañas y los baños limpios. Cada grupo tiene su turno limpiando la cafetería después de cada alimento. Queremos enseñarles a cuidar de lo que Dios les ha dado y a apoyar al ministerio de campamentos a través del servicio.

También apartamos un tiempo cada día para enfocarnos en las misiones. Los niños no conocerán ni entenderán de las misiones a menos que les enseñemos y les demos oportunidades para hacerlo. Un año preparamos «bolsitas de bendiciones» para los indigentes. Los campistas donaron artículos y los pusimos en bolsas plásticas, y llevamos estas bolsas a un centro para indigentes. Muchos de los niños (y también, el personal) no sabían que había muchos niños indigentes en nuestra área.

En otra ocasión hablamos sobre algunas cosas que podrían hacer ellos para recaudar dinero para las misiones. En base a esa enseñanza, tuvimos a una campista que vendió piedras de un arroyo para recaudar dinero para una obra misionera en la India, simplemente porque aprendió que ella podía hacer una diferencia. Necesitamos capacitar a nuestros niños dándoles la oportunidad para servir.

 

RECURSOS

 Formularios de muestra

www.camphickoryhills.org –  Este es el sitio web de nuestro campamento que incluye todos los formularios necesarios para nuestro campamento. También contiene una lista de artículos necesarios para el campamento, para que los campistas puedan estar preparados.

Música para la adoración

Yancy (Música en español)

margaret pic squareAutor colaborador: Margaret Bryant

 

 

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.