423.559.5330
cgpkids@cogop.org

MANTENIENDO EL BUEN COMPORTAMIENTO

Story Time at Nursery

Disciplinar niños preescolares puede ser un desafío grande. Están comenzando a experimentar la independencia, están aprendiendo a diferenciar entre el bien y el mal, y a veces no entienden las instrucciones sencillas y parecen ser poco cooperativos.

Es posible lograr un balance para tener disciplina y al mismo tiempo mantener un ambiente de aprendizaje productivo.

Mantenga una rutina. Los niños preescolares disfrutan de la independencia y de los juegos, pero también disfrutan de las rutinas predecibles. Una manera de minimizar problemas de comportamiento es manteniendo un horario regular durante el tiempo de ministración. Ofrecer opciones en su horario da un poco de flexibilidad, y puede disipar la ansiedad de los niños y ayudarlos a seguir instrucciones con mayor conformidad.

Mantenga las instrucciones sencillas. No abrume a sus niños con instrucciones complicadas o demasiados pasos en una actividad. Dé instrucciones sencillas que sean fáciles de entender. En nuestro ministerio, compartimos estas sencillas expectativas cada semana:

  • Sé un buen amigo.
  • Sé un buen oyente.
  • Ten cuidado.

Establezca y siga los procedimientos disciplinarios establecidos. ¿Cómo manejarán usted y su personal los problemas disciplinarios cuando surjan? Debe tener procedimientos y procesos establecidos, y compartirlos con el equipo entero, para asegurar que todas las medidas disciplinarias sean justas con todos los niños. Considere fijar procedimientos que vayan de acuerdo al patrón a continuación:

  • Establezca contacto visual con el niño, coloque el dedo sobre su boca para pedir silencio, sonría y desvíe su mirada.
  • Ponga su mano sobre el hombro del niño. Toque la mano del niño. Ponga su brazo alrededor del niño. En muchas ocasiones el contacto físico puede ayudar al niño a comportarse.
  • Primero, acérquese al niño que se esté comportando mal. Segundo, mueva al niño a un lugar cerca de usted, o simplemente separe a los niños que están peleando.
  • FINALMENTE, si continúa el mal comportamiento, debe llevar al niño a la parte de atrás del salón para ser disciplinado al final del servicio.

Volver al boletín