423.559.5330
cgpkids@cogop.org

Criando Niños con una Mentalidad Misionera

INTRODUCCIÓN

Cuánto me gustaría poder decirles que como madre de dos hijas y pastora de niños, he logrado que mis hijas desarrollen un corazón misionero a través de mis enseñanzas inspiradoras, pero no es así. Mi hija mayor comenzó a tener un poco de conciencia sobre las necesidades de otras personas en el mundo a través del programa La Mano que Ayuda para Niños. Cuando ella tenía cinco años de edad, asistió a una clase para preescolares en la Asamblea de niños, y el maestro les compartió acerca de las necesidades de los niños de Guatemala. Luego ella me relató todo lo que aprendió en la clase. Unos pocos años después, volvimos a asistir a la Asamblea General y visitamos la exhibición del encuentro misionero en donde aprendimos acerca del trabajo de los misioneros en otros países del mundo. Recuerdo que volvimos a preguntar sobre el programa La Mano que Ayuda para Niños, y en un momento de inspiración le pregunté a ella si estaba dispuesta a dirigir el programa en nuestra iglesia. Ella se emocionó en gran manera y me dijo que había estado orando para que Dios le diera una oportunidad de trabajar para Él. Ese año, ella recaudó $1000 dólares (EE.UU.) para ayudar a comprar recursos y material educativo para los ministros de niños en Centro y Sur América.

Estoy muy agradecida con todos aquellos líderes del ministerio de niños que tuvieron la visión de ayudar a mi hija a crear conciencia misionera. De la misma manera, usted tras leer este boletín, tiene la gran oportunidad de ayudar a los niños bajo su ministerio a crear conciencia misionera. Cuando lo hacemos, el impacto va más allá de nuestras fronteras. Ayudamos a cambiar la vida de muchos niños allende de los mares. Asimismo, le cambiamos la vida a los niños a quienes les enseñamos, y también la nuestra.

IDEAS QUE PUEDE UTILIZAR

Creando conciencia sobre las misiones 

A fin de ayudar a los niños a conocer las necesidades de otras personas alrededor del mundo, considere “adoptar” un país diferente cada mes. Exhiba un mapa del mundo en el salón, y muéstreles a los niños la ubicación de cada país. Enséñeles sobre las costumbres, las tradiciones y la cultura de cada país por medio de videos, imágenes, vestuario y algún platillo típico, de ser posible. Pero por sobre todo, asegúrese de enseñarles sobre las necesidades espirituales de cada país, centrando su atención en los niños. También entable comunicación con los misioneros por medio de cartas, correos electrónicos, redes sociales, o video charla. Pídale ayuda a los padres. Dele a cada familia la oportunidad una vez al mes de presentar un nuevo país.

Si desea un enfoque más centrado, considere adoptar un país por todo un año. Esto le dará más tiempo para que conozca mejor a los misioneros e involucre a los niños en algún proyecto de recaudación de fondos para dicho país.

También puede ayudar a los niños a preparar una feria misionera en la iglesia. Esta opción es similar a la idea de adoptar un país, solo que en esta feria podrán presentar a todos los países a la vez, en un salón grande, e invitar a toda la iglesia.

Asígnele un país a cada familia o grupo de niños, e instrúyalos a preparar un kiosco en el que resalten la cultura y las necesidades espirituales de dicho país. Prepare tarjetas de oración con las necesidades de cada país para que las personas se lleven a su casa y oren por ellas. Y finalmente, determine una necesidad misionera en específico y comience a recaudar fondos durante la feria.

Otras maneras de crear conciencia misionera:

  • Libros – La lectura sobre temas misioneros es una manera excelente de despertar interés en los niños sobre las misiones. Busque una colección de biografías cortas sobre misioneros que contengan ilustraciones coloridas que pueda compartir con los niños.
  • Vestuario típico – Utilice el vestuario típico del país sobre el cual estarán estudiando, y dele la oportunidad a los niños para que elaboren atuendos y accesorios.
  • Comida típica – De ser posible, permítales a los niños que preparen una comida/merienda típica del país o cultura sobre el cual estarán estudiando.
  • Invite a un estudiante internacional – Contacte la universidad local para obtener los nombres de estudiantes internacionales, e invítelos para que compartan con los niños sobre su país, cultura e idioma.
  • Noticias – Motive a los niños a recortar artículos o noticias de periódicos sobre los países que están estudiando, y compártalos con la clase.
  • Amigos por correspondencia – Anime a los niños a entablar amistad por medio de cartas con niños de otro país.
  • Motive el estudio de otros idiomas – Anime a los niños a cantar o a recitar versos bíblicos en otro idioma, o enséñeles algunas palabras. Permítales a aquellos que están estudiando otro idioma que compartan alguna canción o algunas palabras con la clase.
  • Manténgase informado sobre las experiencias de los misioneros y los acontecimientos de los movimientos misioneros alrededor del mundo – Las experiencias actuales que viven los misioneros y las noticias de las diferentes organizaciones misioneras motivan más a los niños que las mismas historias bíblicas o relatos históricos del pasado sobre algún misionero. Tome nota de los enlaces a estas organizaciones en la sección de recursos en este boletín.
  • Conozca cuál es la novedad en las misiones hoy en día – Hace una generación, la iglesia del occidente impulsó el rol de liderazgo en las misiones. Hoy en día es la colaboración (alianza). Los misioneros de occidente han sido superados por misioneros de Asia, Sudamérica, África y Oceanía. Las misiones cristianas han sido sumamente exitosas en países como Corea del Sur, África e Indonesia. Pero aún hay varios miles de grupos de personas que representan muchos grupos idiomáticos que no han sido alcanzados.

 

Difundir el evangelio

Un misionero es aquel que comparte el amor de Jesús con los demás. Aunque nuestro énfasis misionero sea en otros países y sus respectivos misioneros, es importante que nuestros niños sepan que pueden ser misioneros en su propio entorno. Ellos pueden alcanzar a sus familias y amigos con las buenas nuevas de Jesús. Es importante que aprendan a compartir el evangelio, aunque parezca un poco atemorizante para algunos de ellos. Muy a menudo, ellos no saben cómo compartir su fe, y necesitan que los ministros de niños los ayuden. Enséñeles el mensaje de salvación básico, y motívelos a practicarlo con algún amigo en la iglesia o con usted mismo. Asimismo, anímelos a memorizar versos clave. Provéales herramientas visuales para que compartan el evangelio con sus amigos. Puede utilizar colores o imágenes.

Mensaje de salvación básico

  • Dios, el Creador, está al control del mundo.
  • La gente elige pecar. Pecado es hacer lo incorrecto. El pecado tiene consecuencias. Estas consecuencias son el castigo y la separación de Dios (Romanos 3:23; 6:23).
  • Dios ama a la humanidad aun cuando son pecadores. Jesús, el Hijo de Dios, murió y llevó sobre Sí el castigo de nuestros pecados (Romanos 6:23).
  • Debemos creer que Jesús murió, y pedirle perdón por nuestros pecados (1 Juan 1:9).
  • La Palabra de Dios me dice que soy libre del pecado, y puedo crecer como cristiano.

 *tomado de CentriKids Camps

Herramientas para compartir el evangelio:

Pulseras

Ayude a los niños a crear una pulsera usando hilo y cuentas de colores. Cada cuenta debe representar una porción del mensaje del evangelio. Por ejemplo:

  • Dios, el Creador, está al control del mundo. (Use una cuenta color verde para representar la creación)
  • La gente elige pecar. Pecado es hacer lo incorrecto. El pecado tiene consecuencias. Estas consecuencias son el castigo y la separación de Dios (Romanos 3:23; 6:23). (Use una cuenta color negro para representar el pecado)
  • Dios ama a la humanidad aun cuando son pecadores. Jesús, el Hijo de Dios, murió y llevó sobre Sí el castigo de nuestros pecados (Romanos 6:23). (Use una cuenta color rojo para representar la sangre de Jesús)
  • Debemos creer que Jesús murió, y pedirle perdón por nuestros pecados (1 Juan 1:9). (Use una cuenta color blanco para representar un corazón perdonado/sin pecado)
  • La Palabra de Dios me dice que soy libre del pecado, y puedo crecer como cristiano y un día vivir con Dios en el cielo. (Use una cuenta color oro para representar el cielo)

 Libro a colores sin texto

También puede ayudar a los niños a hacer un libro a colores sin texto usando papel de construcción. Aplique los mismos colores que se utilicen para hacer las pulseras.

  • Dios, el Creador, está al control del mundo. (Instrúyalos a dibujar una nube con gente y árboles. La nube representa a Dios, y la gente y los árboles son Su creación)
  • La gente elige pecar. Pecado es hacer lo incorrecto. El pecado tiene consecuencias. Estas consecuencias son el castigo y la separación de Dios. (Hacer un dibujo que represente el pecado y tacharlo con una X grande)
  • Dios ama a la humanidad aun cuando son pecadores. Jesús, el Hijo de Dios, murió y llevó sobre Sí el castigo de nuestros pecados. (Dibujar un corazón color rojo)
  • Debemos creer que Jesús murió, y pedirle perdón por nuestros pecados. (Dibujar una boca como muestra que debemos pedir perdón)
  • La Palabra de Dios me dice que soy libre del pecado, y puedo crecer como cristiano. (Dibujar unas manos orando)

 

Oportunidades misioneras

Aunque sería magnífico poder llevar a los niños mayores a viajes misioneros a otros países, puede que no sea seguro ni factible económicamente para usted. Sin embargo, se les puede proveer oportunidades misioneras en su propia comunidad. Ellos pueden servir en albergues para desamparados, hogares de ancianos, bancos de alimento y clósets de ropa.

Pero si desea alguna oportunidad misionera más allá de su propia comunidad, planifique un viaje misionero (de la iglesia) a una ciudad, estado u otra comunidad cercana. De ser así, organice una escuela bíblica de verano por la tarde y durante el día realice varios proyectos de embellecimiento. En todo esto es necesario que haya la supervisión de los adultos o padres. Sin duda alguna, este tipo de viaje misionero es una experiencia transformadora para los niños.

 

Ofrendando para misiones

Una de las mejores maneras para que los niños participen en las misiones es mediante la recaudación de fondos para una necesidad en específico o un misionero. Los niños de mi iglesia han recaudado fondos para comprar cabras en Nepal, recursos ministeriales para niños en Centroamérica, y para un jardín infantil cristiano en África. La lista de posibilidades es interminable. Para obtener más ideas, puede comunicarse con algún misionero u organización misionera. Nosotros tenemos dos enlaces excelentes que puede visitar: children.cogop.org, pulse en Helping Hands 4 Kids (La Mano que Ayuda para niños). Visite también  el departamento de Misiones Mundiales en globalcogop.org. Para que los niños se motiven a trabajar arduamente es importante que usted tenga un proyecto específico en mente. A ellos les interesa conocer el propósito por el cual trabajan.

Ideas para recaudar fondos

  • Planifique un “shower” para una necesidad misionera. Decore el lugar con adornos del país al cual se estarán enviando las donaciones. Sirva alguna comida típica, y pídale a la gente que haga donaciones monetarias.
  • Instruya a los niños a crear una película en la que demuestren las necesidades del país de una manera creativa, y compártala en la iglesia o en la redes sociales. Asigne a los niños a colectar las donaciones de quienes deseen cooperar.
  • Anime a los niños a hacer otras tareas para recaudar fondos.

 

Orar por las misiones

Una vez los niños hayan sido concientizados sobre la necesidad de difundir el mensaje de las buenas nuevas de Jesús al mundo, debemos enseñarles que la tarea más importante que tienen es orar por las misiones. Dios obra a través de la oración. Dios cambia vidas a través de la oración. Bien lo dijo Oswald Chambers, “La oración no nos equipa para una tarea más grande. La oración es la tarea más grande”.

¿Cómo podemos ayudar a los niños a orar por las misiones?

  • Dele a cada niño una bolita exprimible que tenga el mundo impreso en ella. Enséñeles que sus oraciones tienen un impacto poderoso sobre el mundo así como un apretón deja una marca en la bolita.
  • Enséñeles sobre la intercesión utilizando la historia de Pedro cuando fue liberado de la prisión (Hechos 12:3-7). La palabra “intercesión” significa presentar en oración las necesidades de alguien más ante el Padre celestial. Instruya a los niños a hacer una lista de las necesidades de los misioneros y ayúdelos a interceder.
  • Como un recordatorio, dele a cada niño una moneda, una tarjeta postal o un souvenir del país por el cual deben orar.
  • Permita que los niños participen en la oración por las personas que viven en la ventana 10/40. La ventana 10/40 son las regiones del hemisferio oriental situado entre 10 y 40 grados al norte del ecuador. Las personas que viven en estas regiones no han sido alcanzadas con el mensaje de Jesús, y muchos de sus gobiernos se oponen activamente a cualquier actividad misionera. Enséñeles a los niños, de acuerdo a su edad, a orar por estas personas cuyas vidas corren peligro si aceptan a Jesús o hablan de Él.
  • Cree un calendario de oración por las misiones. Escriba una necesidad o enfoque en específico por cada día de la semana o mes.
  • Tome tiempo durante cada sesión ministerial para enfatizar las “misiones”. Comparta alguna necesidad misionera y oren en grupo.

 

Recursos en español

Hemos recopilado una lista de recursos que puede utilizar para ayudar a los niños a crear conciencia misionera. Écheles un vistazo.

Lecciones sobre misiones gratuitas

https://www.wycliffe.org/resources/kids-activities

(Busque “Bright Ideas” (buenas ideas), y pulse en “Elementary lessons” (lecciones básicas)

Libros

Héroes Cristianos de Ayer y de Hoy

Casa de publicaciones: YWAM Editorial Jucum

Disponible en: www.christianbook.com

 

 

 

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.