423.559.5330
cgpkids@cogop.org

CÓMO APRENDEN LOS NIÑOS PREESCOLARES

Five little children with thumbs up

Los niños preescolares comienzan su jornada hacia el entendimiento en todas las áreas. En lo que nuestros ministerios conciernen, significa que están desarrollando su comprensión de quiénes son, quién es Dios, y cómo se relacionan con Él.

En su libro The Parents’ Guide to Spiritual Growth for Children (Guía para los padres y el crecimiento espiritual de sus niños), los autores Trent, Osborne y Bruner declaran que los preescolares aprenden sobre Dios en tres categorías distintas: Conocer a Dios, Amar a Dios y Vivir para Dios. En la tabla a continuación, podrá ver algunas de las verdades básicas que los preescolares deben aprender de Dios antes de pasar al ministerio de niños escolares.

Verdades bíblicas para niños entre los 0-4 años de edad

CONOCER A DIOS AMAR A DIOS VIVIR PARA DIOS
         
Quién es Dios Qué ha hecho Dios Relación con Dios Lo que Dios quiere Lo que tú puedes hacer
Dios existe. Dios creó todo. La oración es hablar con Dios en el nombre de Jesús. Dios quiere que seas bueno, amable y amoroso, como Él y Jesús. Dios quiere que vayas a la iglesia.
Dios te ama. Dios te creó. Necesitas hablar con Dios regularmente. Dios quiere que busques y pienses cosas buenas. Dios quiere que obedezca a tus padres.
Jesús te ama. Dios nos dio la Biblia. Necesitas escuchar regularmente historias bíblicas sobre Dios y Jesús. Dios quieres que aprendas a compartir tus cosas con otros.
Dios quiere cuidar de ti. El Hijo de Dios, Jesús, murió por tus pecados para que puedas estar con Dios.

 

Fuente: Spiritual Growth of Children (Desarrollo Espiritual de los Niños), Focus on the Family

Para modo de ayudar a los niños preescolares a comprender mejor a Dios, debemos proveer diferentes oportunidades para el aprendizaje, utilizando una variedad de métodos y técnicas.

Los niños preescolares están comenzando a desarrollar su proceso de comprensión de quiénes son y quién quiere Dios que sean ellos. Proveer una variedad de métodos y técnicas durante la lección les permitirá descubrir sus métodos individuales para el aprendizaje. A continuación, ocho áreas para el aprendizaje que debemos recordar mientras las enseñamos verdades bíblicas a los niños.

Los sentidos—Los niños preescolares descubren y aprenden utilizando los sentidos tocando, oliendo, saboreando, viendo y escuchando. Mientras prepara su lección, intente ver sus experiencias desde el punto de vista de un niño. Al permitir que los niños preescolares utilicen sus manos, ojos, bocas y oídos en el proceso de aprendizaje, ¿cuán eficazmente está usted estimulando sus sentidos?

Jugando—Jugar es una parte natural de la vida de los niños preescolares. Jugando podemos ofrecerles a los niños una manera natural y accesible para experimentar la Biblia. Incorpore elementos del juego en su lección, pero, asegúrese de que es usted quien está dirigiendo el juego, sino, se volverá en una actividad más. Por ejemplo, cuando esté hablando sobre la historia de la creación, dele a los niños plastilina para que puedan moldearla y formar animales o personajes que sean parte de la historia bíblica.

Repetición—Los adultos se cansan fácilmente cuando se repite la misma historia, pero los preescolares disfrutan y necesitan de la repetición como parte de su experiencia de aprendizaje. Repita constantemente las verdades bíblicas e historias bíblicas. Al hacer esto, está construyendo sobre las bases de las historias y verdades bíblicas de las lecciones previas.

Características generales de los niños preescolares

Es importante recordar estas características generales de los niños preescolares a medida que desarrollamos nuestras lecciones y programamos nuestro tiempo con ellos:

  • Los niños preescolares tienen un fuerte deseo de aprender.
  • A los niños preescolares les gusta hacer preguntas.
  • Los niños preescolares ven y observan.
  • Los niños preescolares disfrutan la repetición.
  • Los niños preescolares tienen temores.
  • Los niños preescolares buscan la aprobación de sus padres.
  • Los niños preescolares confunden lo real de lo imaginario.
  • Los niños preescolares disfrutan de los momentos graciosos.
  • Los niños preescolares comprenden la diferencia entre el bien y el mal.
  • Los niños preescolares buscan el perdón.

Después de cada clase con sus niños preescolares, tome un momento para evaluar su tiempo con ellos y para considerar cuán bien presentó la lección que suplió las necesidades generales de sus niños preescolares. Evalúe cuán bien estimuló sus sentidos, encendió su curiosidad e invirtió personalmente en sus necesidades emocionales.

Volver al boletín