Enseñando a los niños a orar

Enseñando a los niños a orar

Es un domingo típico en la iglesia. Los niños entran al salón y comienzan a contarle (maestro/a) lo que les sucedió durante la semana. De repente, la conversación da un giro y comienzan a pedirle oración: ore por mi rodilla porque me caí; ore por mi abuelita que está enferma; ore por mi amigo. Una vez todos le han compartido, quieren que usted ore. Usted con una sonrisa pregunta si hay algún voluntario que desee orar por las peticiones. El salón está repleto de niños, pero sólo se quedan mirando. Todos saben que debemos presentar nuestras peticiones a Dios, mas no están seguros de cómo hacerlo. De repente, un niño valiente se levanta y pasa al frente para orar; pero después de pedirle a todos que inclinen su rostro, hay un silencio total en el salón porque no tiene idea de cómo orar.

¿Alguna vez ha tenido esta experiencia en su ministerio de niños? Si la ha tenido, quiero que sepa que no es el único. Nosotros les decimos a los niños que oren. Les hablamos sobre el poder de la oración. Tomamos sus peticiones, pero a menudo se nos olvida enseñarles a orar. Siempre oramos por ellos, pero no les damos la oportunidad para que oren por sí mismos.

Me doy cuenta cuán importante es que los niños nos vean orando. Si queremos que aprendan a orar, nosotros debemos modelar una vida de oración. Luego que nos vean como un modelo, debemos darles las herramientas para que oren por ellos mismos en lugar de nosotros hacerlo siempre. Debemos enseñarle a esta generación a clamar a Dios con la confianza de que Él siempre oirá su clamor.

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye”. (1 Juan 5:14)

Ideas que puede utilizar

¿Qué es la oración?

Con demasiada frecuencia los niños piensan que la oración es una lista de peticiones que le presentamos a Dios, casi como si Él fuera un genio en la botella listo para conceder nuestros deseos. Asegúrese de que los niños conozcan las siguientes verdades sobre la oración:

  • Orar es hablar con Dios.
  • Hay muchas cosas que le podemos decir a Dios en oración. Le podemos dar gracias por todo lo que Él ha hecho y nos ha dado. Podemos reconocer Su grandeza. Podemos confesar nuestros pecados. Podemos pedir por las necesidades de otros y por las nuestras.
  • Dios siempre contesta nuestras oraciones. A veces con un sí, otras con un no; y en otras nos dice que esperemos.
  • Orar no es sólo hablar. Detente y escucha lo que Dios te quiere decir.

Maneras de enseñar estos conceptos:

Concepto
Orar es hablar con Dios.

Enseñanza
Divida la clase en grupos pequeños y asígnele a cada uno un tema. Puede utilizar temas como cuál es tu golosina favorita o día festivo. Instrúyalos a hablar sobre el tema entre ellos. Si tiene un grupo que no sabe qué hacer y está callado, pídales que compartan entre ellos la respuesta a esta pregunta: “¿Cuál es tu día festivo favorito, y por qué te gusta?” Cuando hayan compartido los unos con los otros, pídales que le digan a Dios su respuesta a la pregunta. Esto al principio les parecerá un poco incómodo, pero anímelos a decir su respuesta en voz alta: “Dios, la Navidad es mi día festivo favorito porque ponemos el árbol de Navidad”. (Tal vez algunos niños quieran estar solos para decirle a Dios su respuesta.) Una vez le digan a Dios su respuesta en voz alta, pídales que respondan a otra pregunta en voz baja. Por último, pídales que le digan a Dios en silencio la respuesta a una tercera pregunta. Al terminar, explíqueles que podemos hablar con Dios sobre cualquier cosa y lo podemos hacer en voz alta, en voz baja o en silencio.

Concepto
Hay muchas cosas que le podemos decir a Dios en oración. Le podemos dar gracias por todo lo que Él ha hecho y nos ha dado. Podemos reconocer Su grandeza. Podemos confesar nuestros pecados. Podemos pedir por las necesidades de otros y por las nuestras.

Enseñanza
En la parte superior de una hoja grande, escriba las siguientes palabras: Quién Dios es, Gracias, Perdón, Otros, Yo. Debajo de cada palabra, piense en otras palabras y escríbalas. Para las palabras “por otros” y “por mí”, pídales a los niños que compartan sus necesidades. (Vea la tabla más adelante.)

Luego, instrúyalos a recitar oraciones utilizando una de las palabras. Por ejemplo, “Dios, yo sé que Tú eres mi Creador” o “Dios, te doy gracias por mi hogar”. A medida que puedan hacer oraciones sencillas, enséñeles a hacer oraciones de un párrafo, utilizando una palabra de cada columna. (Asegúrese que escojan aquellas palabras que apliquen a sus vidas.)

Oración de párrafo: “Dios, sé que eres benigno. Gracias por darme a mi familia. Te pido perdón por golpear a mi hermana. Por favor, ayuda a mi abuela que está enferma. Ayúdame a mí también a deletrear las palabras de ortografía que me asignaron esta semana”.

Quién es Dios Gracias Perdón Por otros Por mí
Creador Mi hogar Golpear Abuela enferma Ayuda con la matemática
Benigno Mi familia Desobediencia Perrito extraviado Me duele el dedo
Inteligente Comida Decir una mentira Amigo solitario Miedo a la oscuridad

Concepto
Dios siempre contesta nuestras oraciones. A veces con un sí; otras con un no; y en otras nos dice que esperemos.

Enseñanza
Prepare una imagen visual que incluya un semáforo. Pregúntele a la clase qué deben hacer los conductores cuando la luz de un semáforo está en rojo, amarillo o verde. Explíqueles que las respuestas de Dios a nuestras oraciones son como un semáforo. A veces, Dios responde con un sí a nuestras oraciones (luz verde). En otras, responde con un no (luz roja). Y en otras, nos dice que esperemos (luz amarilla). Comparta alguna experiencia personal cuando Dios le contestó con un sí, con un no o le dijo que esperara.

*Idea tomada del currículo de oración de formación espiritual por Daryl Dale.

Concepto
Orar no es sólo hablar. Detente y escucha lo que Dios te quiere decir.

Enseñanza
Puede ser muy difícil que los niños entiendan que la oración también es escuchar la voz de Dios. Comience dándoles tiempo para “escuchar” a Dios durante los servicios. Una idea que puede utilizar es darle a cada niño un pedazo de papel y algunos crayones. Luego, comience a orar en voz alta y pídale a Dios que le hable a la vida de cada uno. Seguido, toque alguna música de adoración e instruya a los niños a escuchar a Dios hablar a sus corazones. Seguido, pídales que hagan un dibujo acerca de lo que Dios les dijo. Se asombrará de ver lo que los niños escuchan de Dios.

Los niños quizás expresen alguna incapacidad para poder escuchar a Dios; pero explíqueles que a veces Dios no nos habla directamente; también nos habla por medio de Su Palabra. Escriba un versículo bíblico en un pedazo de papel para que los niños puedan colorear, si no escuchan algo específico de parte de Dios.

*Gracias a Kerry Bevel por la actividad.

Lección objetiva de oración

Materiales necesarios
2 pedazos de pan
Ingredientes para hacer un emparedado (queso, jamón, mantequilla de maní, jalea, mostaza, mayonesa, etc.)
Platos
Cuchillos o cucharas desechables

Lección objetiva

Explíquele a la clase que preparará un emparedado. Tome un pedazo de pan y póngalo en un plato. Luego, agregue los ingredientes. Agregue ingredientes que normalmente no se le pone a un emparedado. Por ejemplo, agréguele mantequilla de maní, un pedazo de jamón y mostaza. Observe que la mayoría de los niños expresarán disgusto por la combinación de ingredientes. Por último, complete el emparedado poniéndole el otro pedazo de pan. Si se atreve, ¡pruébelo!

Explíqueles que para preparar un emparedado se comienza primero con un pedazo de pan y se termina con otro pedazo de pan; sin embargo, los ingredientes que se le pone en medio son diferentes. Así es la oración, —como un emparedado—. Todos comenzamos de manera similar, diciendo, “Amado, Dios…” Y terminamos de la misma manera, “En el nombre de Jesús, amén”. Sin embargo, en el cuerpo (en medio) de la oración los “ingredientes” son diferentes, es decir, le podemos decir a Dios cualquier cosa.

Permita que los niños practiquen utilizando el modelo del emparedado. Me encanta cuando los niños se dan cuenta que pueden orar con simplemente decir, “Amado Dios, (añaden algo en medio), en el nombre de Jesús, amén”.

 *Lección objetiva tomada del currículo de oración de formación espiritual por Daryl Dale.

Oraciones para preescolares

Ningún niño es demasiado pequeño para orar. Si pueden hablar, ¡también pueden orar! Recuerdo un día en particular cuando mi hija era muy pequeña, y me dolía la cabeza. Yo dije que quería que Dios me sanara. Ella al oírme, se acercó y me tocó la cabeza, diciendo, “Jesús, la cabeza de mamá”. Dios entendió lo que ella pedía, ¡y eso que no fue una oración completa!

Es difícil que los niños de edad preescolar sepan cómo orar si nadie les ha enseñado. Para ayudarlos, cree juegos de tarjetas de oración con dibujos. En cada tarjeta, pegue una imagen de algo o alguien que les sirva como guía para orar.

Tipos de tarjetas de oración
Tarjetas de agradecimiento: Cada tarjeta deberá tener un dibujo de algo por lo cual estar agradecidos con Dios (flores, árboles, casa, etc.)

Tarjetas de peticiones: Cada tarjeta deberá tener un dibujo de algo o alguien que necesita la ayuda de Dios. (curitas, dibujos de madres, padres, amistades, pastor, maestro de escuela dominical, policía, misioneros, etc.) Durante el tiempo de oración, pídale a un niño que escoja una tarjeta y ore utilizando el dibujo como guía.

Estaciones de oración

Las estaciones de oración son simplemente una forma de guiar las oraciones de los niños. Se les provee una actividad y un enfoque de oración.

Estación de oración de agradecimiento

Materiales: papel, crayones, marcadores, calcomanías

Actividad: Pídales a los niños que hagan una tarjeta sobre algo específico que Dios ha hecho o les ha dado.

Peticiones de oración/Oraciones contestadas

Opción 1

Materiales: Un tablero de anuncios o cartel que puedan tener acceso cada semana, notas autoadhesivas, lápices/lapiceros

Actividad: Divida el tablero de anuncios en dos secciones: peticiones de oración y oraciones contestadas. Pídales a los niños que escriban sus peticiones de oración en las notas autoadhesivas y las peguen en la sección de las peticiones de oración. Cuando Dios conteste sus peticiones, instrúyalos a mover las notas a la sección de oraciones contestadas. (También recuerde mover aquellas peticiones que Dios contestó con un “no”, tal como la muerte de alguien. Explique que Dios contestó la petición conforme a Su voluntad, y no la nuestra; pero contestó. Esto les enseña a los niños acerca de la soberanía de Dios. ¡Sus caminos no son los nuestros!)

Opción 2

Materiales: Papel de construcción cortado en tiras, lápices/lapiceros, cinta adhesiva

Actividad: Pídales a los niños que escriban sus peticiones de oración en las tiras de papel. Póngalas en una canasta pequeña. Si el grupo es pequeño, repase las peticiones cada semana y oren en grupo. Si el grupo es grande, reparta las tiras de papel cada semana y pídale a cada niño que ore por esa petición. Recolecte todas las peticiones cuando terminen de orar. Una vez Dios conteste las peticiones, pegue las tiras de papel con cinta adhesiva para crear una cadena de peticiones contestadas. Cuelgue la cadena en el salón como un recordatorio para los niños de lo que Dios ha hecho.

[Nota:]¡Una vez tuve una cadena de oración que se extendía muchos metros de un lado a otro del salón!

Entrego mis preocupaciones/problemas a Dios

Materiales: Una pelota o bloque pequeño para cada niño, un recipiente con la palabra “Dios” escrita en él, cinta adhesiva para crear un camino (sendero).

Actividad: Cree un camino sinuoso en el salón con cinta adhesiva. Al final del camino, coloque el recipiente con la palabra “Dios”. Luego, dele a cada niño una pelota o bloque pequeño, y dígales que se imaginen que el objeto en mano es una preocupación que tienen. Anímelos a orar y pedirle a Dios que tome control de su preocupación/problema. Una vez estén listos para entregarle su preocupación a Dios, instrúyalos a caminar por el sendero y a dejar caer el objeto en el recipiente. Dígales que caminen con toda seguridad de que Dios tendrá cuidado de su preocupación/problema. Comparta con ellos el pasaje de 1 Pedro 5:7: “Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”.

Diarios de oración

Los diarios de oración son una gran herramienta para entregarle a los niños y motivarlos a orar en sus hogares. Pero quizá no sepan cómo escribir sus oraciones (o dibujarlas), aun si se les entrega un diario; por lo tanto, debe enseñarles cómo utilizar el diario comenzando con un tiempo de oración en silencio en la iglesia. Dedique varios minutos cada semana para enseñarles un tipo de oración diferente (agradecimiento, confesión, intercesión, etc.). Después del tiempo de enseñanza, pídales que tomen su diario y algunos crayones/lápices y se muevan a diferentes áreas del salón. Toque música de adoración suave mientras escriben o dibujan el tipo de oración que aprendieron. Una vez terminen, anímelos a compartir con la clase. Repita esta actividad durante varias semanas hasta que los niños entiendan cómo utilizar sus diarios de oración. Una vez aprendan cómo hacerlo, entréguele uno a cada uno de ellos para que utilicen en casa. El diario puede ser tan simple como grapar unos cuantos pedazos de papel o una libreta que compre en la tienda. Pídales a los niños que escriban o dibujen una petición a Dios cada día.

Descargue un diario de oración

Inglés

Español

Puntos destacados de oración

A menudo los niños tienden a enfocarse más en sus propias necesidades o en las de aquellos que conocen. Considere iniciar un tiempo de “enfoque en la oración” semanal o mensualmente. A continuación, algunas ideas que le ayudarán a dar inicio.

Enfoque en las misiones: Muestre un mapa del mundo. Cada semana resalte un país/grupo de personas en particular y sus necesidades. De ser posible, muéstrele a la clase algunas imágenes de dicho país. Coloque un punto sobre el país y sobre la ubicación de su comunidad. Explíquele a la clase que, aunque están separados por una gran distancia, ¡Dios no lo está!

Enfoque gubernamental/de comunidad:Obtenga algunas fotos de sus líderes gubernamentales y comunitarios. Muéstrele a la clase una foto en cada momento destacado. Comparta alguna información personal de cada líder y ore por ellos en su rol como figuras de autoridad.

Enfoque en la iglesia:A fin de que los niños conozcan mejor a sus líderes, invite al salón de clase a maestros de escuela dominical, pastores, ujieres, etc. Pídales que compartan brevemente acerca de su trabajo y cómo los niños pueden orar por ellos. Luego, motive a los niños a formar un círculo alrededor del invitado y oren por él/ella.

Recursos en español

Libros

Little Book of Christian Prayers for Kids in Spanish and English [Pequeño libro de oraciones cristianas para niños en español e inglés]
Autor: Gerard Aflague
Publicador: CreateSpace Independent Publishing Platform; First edition
ISBN: 9781533366627

Cuando los niños oran
Autora: Samantha Pegues
Publicador: Pegues Enterprises
ISBN: 9780692661017

Ora por Mí – Edición para niños
Autor: Tony Souder
Publicador: Chattanooga Youth Network
ISBN: 9780996375047

Teaching Kids to Pray

Teaching Kids to Pray

It is a typical Sunday at church. Children enter the room excited to tell you, their teacher, about all that has happened during their week. Eventually, their chatter turns to prayer requests: pray for my knee because I fell; pray for my sick grandma; pray for my friend. Once everyone has had a chance to share, it is time to pray. You smile and ask for a volunteer to pray for the requests. A roomful of children simply stare. All of those children know that we are supposed to bring our requests to God, but they are not sure quite how to do it. One brave child says he will pray and comes to the front. After everyone bows their head, the room is filled with…silence. The child has no idea how to begin.

Has this scenario ever happened in your children’s ministry? If so, you are not alone. We tell kids to pray. We talk about the power of prayer. We take prayer requests, yet we often forget to teach kids how to pray. Instead, we pray for the children, never giving them the opportunity to pray for themselves.

I realize that there is great importance in children seeing us pray. If we want children to pray, then we must model prayer ourselves. However, once children have seen us model prayer, it is time to give them the tools to pray for themselves instead of always praying for them. Let’s teach this generation to call on God with the confidence that He always hears!

“This is the confidence we have in approaching God: that if we ask anything according to his will, he hears us.” (I John 5:14).

Ideas You Can Use

 

What is Prayer?

Too often children think of prayer as a list of requests that we present to God, almost as if God was a genie in a bottle waiting to grant our wishes. Instead, make sure children know truths about prayer.

Prayer Truths

Prayer Object Lesson

Explain to the children that you are going to make a sandwich. You start by putting a piece of bread on the plate. Then you add ingredients. The crazier you can make the sandwich, the better.

Continue Reading

Preschool Prayers

No child is ever too young to pray. If they can talk, they can pray! I remember one particular day when my daughter was very young, and I had a headache. My husband and I mentioned that I needed God to heal me.

Read More

Prayer Stations

Prayer stations are simply a way to guide children’s prayers. You provide them with an activity and prayer focus.

Station Ideas

Prayer Journals

Prayer journals are a great tool to give to children to encourage them to pray at home. However, they may be unsure how to write/draw their prayers, even if you give them a journal. Model how to use the prayer journal by having some quiet prayer time at church.

Continue Reading

Prayer Spotlight

Children often become focused on the needs in their own lives or in the lives of those they know. Consider starting a “Prayer Spotlight” each week or month to help them shift their focus. Here are some ideas to get you started.

Spotlight Ideas

 

Resources

 

Voluntarios: Se deben reclutar, capacitar, amar y retener

Voluntarios: Se deben reclutar, capacitar, amar y retener

En muchas organizaciones sin fines de lucro, equipos de voluntarios trabajan en conjunto para crear un cambio duradero en la comunidad. Cada miembro aporta experiencias y habilidades únicas para ayudar a cumplir la misión de la organización. Estas personas son la vida de la organización, y juntos hacen un impacto positivo en la vida de personas y familias que más necesitan ayuda. (Our team and volunteers)

El ministerio de niños es semejante a estas organizaciones. No puede funcionar sin la ayuda de voluntarios que incansablemente cada semana están listos para trabajar y alcanzar a los niños y niñas de su comunidad. Ciertamente, sin la ayuda de estas personas, la iglesia no puede cumplir la visión del ministerio de niños. Por lo tanto, es de suma importancia, ya sea que tenga uno o cientos de voluntarios, que usted fomente una cultura en la que crezcan los dones espirituales y ministerio de cada uno de ellos.

Ideas que puede utilizar

RECLUTAR (Tried & True Recruiting Secrets for Children’s Ministry) (Secretos para reclutar para el ministerio de niños)

Una invitación – Jim Wideman dice, “Lo mejor de todo reclutamiento es que es una invitación a ayudar a la gente”. Continúa diciendo que los reclutadores inteligentes nunca se disculpan por darle la oportunidad a la gente de servir, porque es la oportunidad más grande que tendrán, aparte de seguir a Cristo. Al darles la oportunidad de servir, se les está dando el privilegio de moverse hacia adelante y acercarse más a Dios. Sin duda, cuando tenemos una fiesta no ponemos un anuncio en el periódico de la semana, más bien, invitamos a las personas que queremos que asistan personalmente. Wideman dice, “la gente quiere que se le pregunte”. A veces, quienes creen no estar cualificadas para trabajar con los niños y que nunca van a responder a un anuncio en el boletín de edictos, son aquellos que cuando se les hace la invitación personalmente saltan de gozo por la oportunidad de servir”. (Volunteers That Stick)

Concéntrese en la imagen general – Sea capaz de comunicar claramente la visión de la iglesia y la parte que desempeñará el ministerio de niños. Trate de resumir la visión del ministerio a 30 segundos o menos. Si logra hacer esto podrá compartir la energía de su ministerio con alguien mientras camina por los pasillos de la iglesia. Si la visión se proyecta claramente, usted no necesita reclutar voluntarios por obligación. El propósito es que la gente sirva en el ministerio con pasión y no por un sentimiento de deber. Nunca deje de transmitir la visión. Trate constantemente de ayudar a sus voluntarios a ver las diferentes maneras en que su servicio tiene un impacto eterno y es parte de la visión.

Planifique por adelantado – Reclutar a personas para el ministerio no es algo que se hace una vez al año. Es un proceso indefinido de evaluación continua de cómo ayudar a las personas a utilizar sus dones y permanecer firmes en su caminar con Dios. Concéntrese más en el objetivo (hacia dónde quiere llegar) que en tratar de arreglar la barca en la que se encuentra. “No trabajo en la iglesia que tengo”, dice Wideman. “Trabajo en la iglesia que anhelo tener”. (Volunteers that Stick)

Reclute todo el tiempo – Planifique una estrategia de un año y busque maneras de reclutar nuevas personas todo el tiempo. Este enfoque le permitirá a los nuevos prospectos (voluntarios) probar un rol antes de comprometerse. Una vez se comprometan, usted podrá capacitarlos mientras trabajan junto a un voluntario con experiencia.

Retener es reclutar – Uno de los aspectos más importantes en retener a los voluntarios es construyendo relaciones personales con ellos. La comunicación clara con los voluntarios es un puente que construye relaciones. Mientras más accesible sea con ellos, con más libertad se acercarán a usted. Si ellos sienten que son sus amigos, más que voluntarios, querrán quedarse a servir.

Gente adecuada, lugares correctos – Si asigna a las personas en las áreas en las que desean servir y están entusiasmadas, servirán con gozo por un buen tiempo. Tener voluntarios contentos es sinónimo de un ministerio en avance —lo cual significa que tendrá más voluntarios. Usted no lo tiene que hacer todo. De hecho, los voluntarios comprometidos que tenga son los mejores reclutadores. Ellos comunicarán su pasión, visión y cómo han sido bendecidos al servir.

Oración – La única petición que Jesús nos hizo es que oremos para que hayan más obreros (Mateo 9:38). La oración siempre debe acompañar cada paso que dé para reclutar voluntarios. Dios le revelará las personas que debe invitar para que sirvan en el ministerio de niños, a menudo de los lugares menos esperados. Reclutar voluntarios se debe hacer por fe, no por necesidad.

ENTRENAMIENTO (13 Ways to Train Volunteers in Your Children’s Ministry)(13 Maneras para capacitar voluntarios en el ministerio de niños)

Además de “reclutar” voluntarios, el entrenamiento es tal vez el elemento más retador del ministerio de niños. No obstante, es nuestra responsabilidad capacitar al pueblo de Dios para la obra del ministerio (Efesios 4:12).

A continuación algunas ideas que puede utilizar para capacitar a los voluntarios:

  1. Eventos anuales – este debe ser un evento clave para lanzar la visión y construir el equipo. Pídale al pastor principal que asista y presente la visión general de la iglesia, y cómo el ministerio de niños es parte de todo el engranaje.
  2. Planifique sesiones de entrenamiento periódicamente – se pueden llevar a cabo mensual o trimestralmente. Concéntrese en tareas o destrezas específicas. Puede incluir grupos grandes o grupos específicos.
  3. Entrene al entrenador – equipe a sus líderes principales para que equipen a quienes sirven con ellos.
  4. Aprendices – instruya a los nuevos voluntarios a trabajar bajo la tutela de líderes con experiencia para que aprendan el trabajo que se debe hacer.
  5. Conversaciones durante el café y en los pasillos – informal, pero intencional. Tenga el valor y la confianza de iniciar alguna conversación para animar o instruir a un voluntario en privado.
  6. Recursos escritos – recomiende libros, revistas y artículos en línea para entrenar sobre temas perteneciente al ministerio de niños.
  7. Medios de comunicación – utilice boletines electrónicos y las redes sociales (o incluso una aplicación móvil del ministerio de niños) para compartir información instructiva, horarios, etc., a sus voluntarios

Cualquiera que sea el método que utilice, desarrolle un plan específico de entrenamiento que se requiere de todos los voluntarios. A continuación algunos de los temas que debe incluir:

  1. Descripción de trabajo y expectativas
  2. Código de conducta y expectativas de estilo de vida
  3. Política y procedimientos de la iglesia y del ministerio de niños (seguridad, inscripción, política de baños, etc.)
  4. Plan para disciplinar
  5. Expectativas de duración de compromiso
  6. Temas especializados para ministrar a los niños –ejemplo: Cómo enseñar creativamente, Preparar y presentar una historia bíblica, Cómo conducir a un niño a Cristo, etc.

TRABAJO EN EQUIPO

La relación que tenga con los voluntarios del ministerio de niños es importante, pero quizá más importante es la habilidad que tengan ellos de trabajar juntos. El trabajo en equipo es la acción o el proceso de hacer que un grupo de personas trabaje en armonía de manera eficaz, especialmente en las actividades y eventos diseñados para fomentar la cooperación y aumentar la motivación. Los vínculos internos que se desarrollen a través de las actividades en equipo ayudará a los voluntarios a entender y a trabajar los unos con los otros a fin de alcanzar las metas y objetivos del ministerio.

En el enlace Relevant Children’s Ministry (Ministerio de niños relevante), Dale Hudson enumera 10 ideas geniales que puede utilizar para organizar reuniones y actividades en equipo. (Disponible en inglés solamente)

Enlace:

http://www.relevantchildrensministry.com/2016/12/10-team-building-ideas-to-use-with-your.html

AFIRMACIÓN

Valorar

Valorar a los voluntarios en su mayoría incluye prestar el oído para escuchar sus ideas y sugerencias. ¿Están entusiasmados con su clase? ¿Cómo creen que se debe administrar la clase con más eficacia? ¿Cómo creen que el proceso de registro de entrada y salida se puede hacer más eficiente?

Escuche y esté atento a lo que está sucediendo en sus vidas personales y necesidades espirituales. Hágales saber que está orando por ellos y que son de gran estima para usted –no sólo por lo que hacen en el ministerio, sino porque ellos son importantes.

La simple acción de escuchar le asegura a los voluntarios que lo que tienen que decir es de importancia para usted y que tanto ellos como sus opiniones son valoradas.

Elogiar

Elogiar a una persona puede ser considerado lo opuesto a valorarla. Una persona se siente valorada cuando le prestamos un oído para escucharla, pero la elogiamos cuando decimos comentarios positivos de él/ella. Reconozca a los voluntarios por su buen trabajo. Deles una palmadita en la espalda y las gracias siempre. Muchos de ellos trabajan tras bastidores con poco reconocimiento. Como el líder del ministerio de niños, depende de usted reconocer el trabajo que hacen.

Las palabras de elogio tanto en privado como en público pueden significar mucho y levantar la moral. Aproveche cada oportunidad que tenga para informarle a toda la iglesia sobre lo que está sucediendo en el ministerio de niños y quiénes están sirviendo fielmente en las diferentes áreas de su ministerio.

Muestras de agradecimiento– Además de las palabras de elogio, también las pequeñas muestras de agradecimiento dicen mucho. A continuación mis favoritas:

Ideas utilizando productos comestibles

Chocolates “Hershey’s hugs & kisses”: En agradecimiento por su trabajo, lléveles besitos de chocolate.

Dulces “Lifesavers”: Usted es un salvavidas –¡muchas gracias!

Chicle marca “Extra”:Usted es “extra” especial. Muchas gracias por todo lo que hace; por ir a la extra milla para hacer que nuestro festival sea extraordinario.

Chocolates en forma de monedas de oro:“Usted vale oro”.

Sea creativo…busque otros tipos de dulces o chocolates que pueda regalar que tengan un significado como los anteriores.

Otra idea

Notas adhesivas:Cuando los voluntarios se sientan desalentados, escríbales palabras de aliento en notitas adhesivas, tales como “Su trabajo es excelente”.

Tiempo libre – ¿De qué carecen los voluntarios? Carecen de tiempo libre. A continuación algunas ideas que se pueden utilizar para que tengan algún tiempo libre:

Provéales cuido de niños por una noche.

Fiesta para voluntarios: Si planifica un evento de agradecimiento para los voluntarios, asegúrese que sea divertido e incluya a las personas importantes en sus vidas. Después de todo, ¿por qué pedirles que sacrifiquen más tiempo lejos de sus amistades y familiares cuando lo que quiere es que pasen un buen tiempo juntos?

Organice un desayuno en la iglesia para ellos y sus familias antes del servicio.

Invite a los voluntarios y sus familias a una película al aire libre con palomitas de maíz y refrescos en una noche de verano.

Prepare una mesa con postres en la iglesia para ellos y sus familias un viernes o cualquiera otro día de servicio.

Canasta de ingredientes para una cena: Entregue cestas con ingredientes para preparar una cena. Contacte unos seis restaurantes locales y pídales cupones de descuento. Ponga los cupones en tarjetas de agradecimiento y bendiga a los voluntarios con esta muestra de gratitud.

8 ESTÍMULOS

El grupo de investigación Vanderbloemen ha desarrollado 8 cosas que puede decir para comunicarle a los voluntarios cuánto valora y atesora el tiempo y los recursos que invierten en el ministerio de niños cada fin de semana. Dependiendo de las circunstancias, utilice el correo electrónico, escriba notas, haga llamadas telefónicas o utilice otro método creativo para compartir estas palabras de estímulo con sus voluntarios esta semana. ¡Se sentirán apreciados cuando lo haga!

Haga clic en el siguiente enlace para ver los 8 estímulos que resaltan estas afirmaciones.

https://www.vanderbloemen.com/blog/8-encouragements-to-share-with-your-childrens-ministry-volunteers-this-week

  • Su ministerio fluye de su relación con Jesús.
  • Usted no es una niñera/o.
  • Queremos que sirva donde florecerá.
  • Los niños le esperan cada semana.
  • Nos interesa su vida.
  • Si tiene alguna pregunta, hágala.
  • Su trabajo es importante para la visión y misión general de la iglesia.
  • Dios ve sus actos de servicio.

RECURSOS

Artículos[en inglés]

Our Team and Volunteers (Nuestro equipo y voluntarios),

10 Things Children’s Ministry Volunteers Expect – And Deserve! (10 Cosas que los voluntarios del ministerio de niños esperan –y merecen)

Tried & True Recruiting Secrets for Children’s Ministry (Secretos para reclutar para el ministerio de niños)

8 Encouragements To Share With Your Children’s Ministry Volunteers This Week (8 Estímulos para compartir con los voluntarios del ministerio de niños esta semana)

13 Ways to Train Volunteers in Your Children’s Ministry(13 Maneras para capacitar a los voluntarios del ministerio de niños”)

10 Team Building Ideas To Use With Your Volunteers (10 Ideas para el trabajo en equipo que puede utilizar con sus voluntarios)

Libros[en inglés]

Children’s Ministry Volunteers That Stick
Autor: Jim Wideman
Group Publishing
ISBN # 9780764426735

Simply Strategic Volunteers: Empowering People For Ministry
Autores: Tony Morgan and Tim Stevens
Group Publishing
ISBN # 9780764427565

The Well-Equipped Volunteer Children’s Ministry Handbook: Everything You Need to Lead Children’s Ministry In Your Church
Autora: Jenelle Hoos
Create Space Publishing
ISBN #9781500460747

Enlaces en la web [en inglés]

Vandebloemen Search Group

Este enlace contiene artículos y podcasts sobre varios temas del ministerio de niños, incluyendo artículos sobre cómo reclutar, capacitar y trabajar en equipo.

Planning Center Mobile Apps (Aplicaciones móviles de Planning Center)

Planning Center es un conjunto integral de software de administración de iglesias que incluye un módulo de programación, personas y recursos, mediante el cual usted le puede comunicar a los voluntarios los horarios, material para las clases, etc.

Building Children’s Ministry – Volunteer Training and Tools(Dale Hudson)(Edificando el ministerio de niños – Herramientas y entrenamiento para voluntarios)

Este enlace contiene varios recursos gratuitos y otros de bajo costo (tales como los libros “Volunteer Connections Training; Volunteer Job Descriptions”, videos de capacitación, formularios de entrevista para voluntarios, notas didácticas, etc.).

Desarrollando líderes, impactando niños [disponible en español]

Este enlace contiene información sobre el entrenamiento IMPACTO! Una serie de videos de capacitación sobre temas especializados dentro del ministerio de niños.

Volunteers: Find them; Train them; Love them; Keep Them!

Volunteers: Find them; Train them; Love them; Keep Them!

In many non-profit organizations, a team of volunteers work together to create lasting change in their community. Each member of that team brings unique experience and skills in helping to fulfill the mission of the organization. These people are the lifeblood of the organization and, together, are able to positively impact the lives of individuals and families that need their help the most. (Our Team and Volunteers)

Your Children’s Ministry is just like these organizations. It could not function without the aid of volunteers who give so tirelessly every week to help reach the boys and girls of your local community. Without these individuals, your church would not be able to accomplish its vision for ministry to children. It is very important, whether you have one volunteer or a hundred volunteers, that you create a culture that allows their ministry and spiritual gifts to thrive.

Ideas You Can Use

 

Recruiting
Tried & True Recruiting Secrets for Children’s Ministry

An Invitation – Jim Wideman says, “The greatest thing that all recruiting is, is an invitation to help people.” (Volunteers That Stick)

Continue Reading

Training
13 Ways to Train Volunteers in Your Children’s Ministry

Next to “recruiting” volunteers, training is perhaps the most challenging element of leading in Children’s Ministry.

Continue Reading

Team Building

The relationship you have with your CM volunteers is important, but how well they work together as a team is equally, if not more, important.

Creative Ideas

Affirmation

Valuing your volunteers mostly involves listening to what they have to say.

Get Ideas

8 Encouragements

The Vanderbloemen Search Group has come up 8 things you can say to communicate how much you value and treasure volunteers.

Continue Reading

Resources

There are many resources that can help with volunteers. Click the button below for a list to get started.

Resources

 

Contributing Authors: Curt and Sandy Knowles

Curt and Sandy Knowles are a members of the International Children’s Ministry teaching team. They have trained children’s ministers globally and throughout the United States. Together, they have served as children’s pastors, evangelists, and camp directors over the past 15 years. Sandy holds a Bachelor of Theology degree and has been a licensed/ordained minister in the Church of God of Prophecy for over 23 years. Curt holds Bachelors and Masters degrees in both Computer Science and Theology, and has worked as a Data Architect/Engineer for the past 25 years. Curt and Sandy have two children and three granddaughters. They currently live in Gallatin, TN and serve on the 3Trees Kids Ministry serve team at 3Trees Church in Russell Springs, KY.

 

Involucrando a los niños en el ministerio y servicio

Involucrando a los niños en el ministerio y servicio

«…Y el niño ministraba a Jehová delante del sacerdote Elí». (1 Samuel 2:11)

Cuando Ana llevó a Samuel al tabernáculo en Silo para cumplir su voto a Jehová, la Biblia nos dice que «el niño era pequeño» quizá tenía unos 3 años. Sabemos que, bajo la dirección e instrucción del sacerdote Elí, Samuel inmediatamente comenzó a servir en el ministerio a esta temprana edad. ¿Cómo servía él? Primera de Samuel 3:15 nos dice que Samuel «[abría] las puertas de la casa de Jehová». Puedo imaginarme a un joven Samuel vestido en un efod de lino que le había hecho su madre, abriendo las puertas y saludando a la gente mientras entraban a la casa de Jehová.

Samuel comenzó su ministerio cuando era un niño pequeño, sirviendo y ayudando mientras aprendía del sacerdote Elí. Fue un ministerio intergeneracional. Samuel no fue puesto en la parte posterior del tabernáculo donde no sería visto ni oído; lo colocaron en la puerta principal. Sin duda tuvo que barrer, limpiar y hacer otros quehaceres menores en el tabernáculo, mientras aprendía y crecía en el Señor. Lo que debemos aprender de esta historia es que se le dio la oportunidad a Samuel de servir, aprender y crecer en el ministerio desde una edad temprana.

 Los niños en nuestros ministerios necesitan tener las mismas oportunidades que tuvo Samuel. Necesitan saber que pueden servir y ayudar, aunque sea en las cosas pequeñas. El Señor dijo: «El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel…» (Lucas 16:10, RVR1960). Debemos enseñarles a nuestros niños a servir y ser responsables en el ministerio mientras son pequeños. Nuestros niños no son sólo la iglesia de mañana, sino que son parte de la iglesia de hoy. Debemos enseñarles a decir: «Yo puedo servir».

IDEAS QUE PUEDE UTILIZAR

Es importante enseñar que el ministerio es un llamado de tiempo completo y no simplemente cuando nos da la gana. En mi iglesia nos aseguramos de que nuestros niños sean responsables cuando se ofrecen como voluntarios, o cuando se les pide que sirvan en un ministerio o proyecto. Deben recibir entrenamiento y asistir a las reuniones sobre ese ministerio o proyecto. A continuación algunas de las cosas que hemos hecho en nuestra iglesia local y campamentos que han funcionado. También presentamos la edad requerida para que puedan participar de esos ministerios.

 EL PERSONAL:Los niños se comprometen a ayudar a limpiar después de un evento. Limpian las mesas, barren el piso y ayudan a sacar la basura. El personal también ayuda, en los días programados, a limpiar y hacerle reparaciones a la iglesia. Aun han ayudado a organizar el armario de suministros. El equipo también puede ayudar a recoger la basura en el parque local. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 MINISTERIO DE MARIONETAS:Los niños son nuestros marionetistas. Deben de ensayar con anticipación. Cuando los niños están comenzando en este ministerio, les damos títeres dactilares para que los lleven a la casa y practiquen frente al espejo. Generalmente tenemos muchos niños que quieren participar en el ministerio de títeres. Cuando eso pasa, alternamos a nuestros marionetistas semanalmente para darle a cada niño la oportunidad de servir en este ministerio. Este ministerio comienza con niños en el 3er año de primaria.

 EL CORO/GRUPO DE ADORACIÓN:Los niños cantan en el coro y grupo de adoración. Deben participar de los ensayos para que puedan aprender la letra y familiarizarse con la melodía de los cantos. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 EQUIPO DE LA LOGÍSTICA:Les damos oportunidad a los niños de observar y aprender de los adultos que trabajan con el equipo técnico y de sonido. Esto es mucho más que simplemente apretar un botón. Desde el comienzo hasta el final, los niños aprenden qué se necesita para que los elementos de la logística marchen sin problemas, para que puedan ellos operar el sistema con destreza. Queremos asegurarnos de que los niños entiendan el costo y el valor del equipo de sonido y otros elementos de la logística. Los niños en quinto año de primaria pueden comenzar a servir en este ministerio.

 UJIERES:Servir como un ujier implica saludar a la gente cuando entran en el santuario y ayudar a recolectar la ofrenda. Se les debe enseñar a los niños a saludar con una sonrisa, una palabra amable y dando la mano. También deben familiarizarse con el edificio y los diversos ministerios para que puedan responder a las preguntas y dirigir a las nuevas familias a la guardería, al área del ministerio de niños, al santuario, etc. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 CANASTA DE DESPENSA:Una vez cada tres meses nuestros niños preparan pasteles, galletas y bizcochos, los embolsan y colocan en una canasta de despensa para nuestros ancianos y personas que no puede salir de sus hogares. También escriben notas alentadoras y dibujos y las ponen en la canasta. Oramos por ellas la noche en que las preparamos. Al día siguiente, los niños que están disponibles nos ayudan a entregarlas. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 FERIA ARTESANAL:Los niños hacen artesanías para recaudar fondos para las misiones. Escogemos artesanías que les guste a los niños y cada uno hace una para vender. La feria artesanal navideña ha sido la mejor de todas. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 EL SERVICIO DE NIÑOS:Los niños que quieren ayudar en el servicio de niños reciben una copia de la lección con anticipación, y nos reunimos con ellos para orar y conversar sobre la lección. Decidimos en qué parte de la lección/servicio van a ministrar —ya seala lección objetiva, la lección bíblica, operando la logística o en los juegos. Unos días antes del servicio, contactamos a los niños para asegurarnos de que están listos. Después del servicio, conversamos sobre lo que les gustó y lo que no les gustó, lo que salió bien y lo que no salió bien, y decidimos si hacer cambios o mejoras. Queremos que los niños que ayudan en esta capacidad sean al menos tres años mayor que los niños de la clase donde sirven. Los niños pueden comenzar a ayudar en este ministerio cuando estén en 4o año de primaria.

 VISITAS:Lleve a los niños a visitar los asilos y hospitales. Llevamos pequeños regalos para aquellos que visitamos y les preguntamos si desean que oremos por ellos antes de irnos. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 EQUIPO DE APOYO:Los niños escriben notas de agradecimiento a nuestro pastor y otros líderes de la iglesia. Las pegamos de las puertas de las oficinas, las ventanas de los carros, o las colocamos en sus sillas en la iglesia. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

Los niños quieren ser parte del ministerio y quieren servir. Durante años hemos oído a los niños preguntar: «¿Puedo ayudar?» Nuestra respuesta debe ser «¡SÍ, PUEDES!» Observar a un niño servir, aprender y crecer en el ministerio es una de las bendiciones más grandes que hay en el ministerio de niños. Quizá comiencen dando pequeños pasos, pero si se les brinda la oportunidad, con práctica y tiempo, esos pequeños pasos se convierten en grandes avances.

 

Autora contribuyente: Margaret Bryant  

Margaret es la líder del ministerio de niños en la iglesia Family Worship Center en Hickman, Tenesí. Ella y su esposo, David, dirigen el campamento Big Shot en Camp Hickory Hills. Margaret comenzó sirviendo en el ministerio de niños a los 12 años. Ella desea que todos los niños sepan que son amados y que han sido creados para un propósito.

 

Engaging Children in Ministry and Service

Engaging Children in Ministry and Service

“…And the child did minister unto the Lord before Eli the priest.” (1 Samuel 2:11)

When Hannah brought Samuel to the tabernacle at Shiloh to fulfill her vow to the Lord, the Bible tells us “the child was young”—possibly as young as three years old.  We know that under the direction and instructions of Eli the priest, Samuel immediately began serving in ministry at this young age. How did he serve? 1 Samuel 3:15 tells us that Samuel “opened the doors of the house of the Lord.” I can picture a young Samuel, wearing the linen ephod that his mother had made him, opening the doors and greeting the people as they entered the house of the Lord.

Samuel began his ministry as a young child, serving and contributing, while learning from Eli the priest. It was an intergenerational ministry. Samuel was not placed in the back of the tabernacle where he would not be seen or heard. He was placed at the front door. He most likely had to sweep, clean, and do some of the more menial tasks of serving in the tabernacle, while learning and growing in the Lord. The lesson here is that Samuel was given the opportunity to serve, learn, and grow in ministry from a young age.

The children in our ministries need the same opportunities as Samuel. We want them to know that they can serve and contribute now, even if it is in the small things. The Lord says, “He that is faithful in that which is least is faithful also in much…” (Luke 16:10). We can teach our children while they are young how to serve and be accountable in ministry. Our children are part of our church today, not just the church of tomorrow.

IDEAS YOU CAN USE

It is important to teach that ministry is full time, not just when we feel like it. In my church, we make sure to hold our children accountable when they volunteer or are asked to serve in a ministry or a service project. Practices are required, and they attend meetings about that ministry or project. Here are some things we have done at our local church and camps that work. The ages required for these ministries are listed as well.

THE CREW: Children sign up to help clean after an event. They wipe tables, sweep the floor, and help take out trash. The Crew also helps on scheduled work days to clean and do repairs around the church. They have even help organize the supply closet! The Crew can also help pick up trash at the local park or playground. Ages are Pre-K to Adults.

PUPPET MINISTRY: Children are our puppeteers. They must participate in advance practice.  When children are new to this ministry, we give them finger eye puppets to take home and practice puppeteering in the mirror. We typically have many children who want to participate in puppet ministry.  When this happens, we rotate our puppeteers weekly to give each child a chance to serve in this ministry. Our puppet ministry begins at the 3rd grade.

CHOIR/WORSHIP TEAM: Children sing in the choir and worship team. They are required to attend practice, so they can learn the music and words. Ages are Pre-K to Adults.

MEDIA TEAM: We give children the opportunity to shadow and learn from the adults who run the technology and sound equipment. This is much more than just pushing a button.  From set up to shut down, children learn what it takes to make media run smoothly, so they can operate the system. We want to make sure children understand the cost and value of the equipment. Children in this ministry can begin at 5th grade.

USHERS: Serving as an usher involves greeting people as they come in and taking up the offering. Children are taught to greet with a smile, a kind word, and handshake. They should also become familiar with the building and ministries offered in order to be able to answer questions and direct new families to the nursery, children’s ministry area, sanctuary, etc. Ages are Pre-K to Adults.

BLESSING BAGS AND BASKETS: Once a quarter, our children bake cakes, cookies, and brownies to put in blessing bags and baskets for our seniors and shut-ins. They write encouraging notes and draw pictures to add to the bags. We pray over the bags and baskets the night we make them. Children who are available the next day help deliver them. Ages are Pre-K to Adults.

CRAFT FAIR: Children make crafts to sell for missions. We choose crafts the children like, and every child makes one to sell. Christmas Craft Fair has been our best one yet. Ages are Pre-K to Adults.

CHILDREN’S CHURCH: Children who want to help in children’s church get a copy of the lesson ahead of time, and we meet with them to discuss and pray about the lesson. We decide which part of the lesson/service they will minister in—whether it is the object lesson, the Bible lesson, running the technology, or games. A few days before service, we contact the children to make sure they are ready. After the service, we discuss what they liked and didn’t like, what went well or didn’t go well, and decide how to make any changes or improvements. We want the child to be at least three years older than the children in the class where they are assisting. Children in this ministry can begin at 4th grade.

VISIT: Take children to visit nursing homes and hospitals. We take small items to give to those we are visiting and ask if we can pray with them before we leave. Ages are Pre-K to Adults.

ENCOURAGEMENT TEAM: Children write thank you notes to our pastor and other leaders in the church. We post these on office doors, car windows, or place them in their seats at church. Ages are Pre-K to Adults.

Children want to be a part of ministry and serve. Over the years we have heard many children ask, “Can I help?” Our answer is “YES! YOU CAN!”  Watching a child serve, learn, and grow in ministry is one of the greatest blessings that exists in children’s ministry. Children may begin with small baby steps, but given opportunity, practice and time, those small steps turn into great strides.

Resources

 

Contributing Author: Margaret Bryant
Margaret is the children’s ministry leader at Family Worship Center in Hickman, TN.  She and her husband, David, also direct Big Shot Camp at Camp Hickory Hills. Margaret began serving in children’s ministry when she was 12.  She has a desire for all children to know they are loved, wanted, and created for a purpose.

Reaching Children with the Good News!

Reaching Children with the Good News!

The Wikipedia definition of outreach is “an activity of providing services to any populations who might not otherwise have access to those services.”

I am a children’s pastor in a community with a university. Every summer they and various other community organizations offer sports camps. The cost is usually between $150.00 to $300.00 for the week. Several years ago, I met with five other children’s pastors from our community to discuss the possibility of offering a free sports camp for kids of single parent and low income families who couldn’t afford it otherwise.  This seemed like an impossible task since we had no budget, no staff, no venue, and no equipment. However, after continuing to pray about it for a few weeks we were all confident that God had birthed this idea in each of us. We would step out in faith knowing we couldn’t accomplish this monumental task alone, but with God nothing was impossible. The miracles that began to take place overwhelmed us.  We secured a free location on a former golf course, so we had plenty of space. Sponsorships began to come in from local businesses.  Coaches from several local schools volunteered their time. Sports equipment was donated. The list goes on and on.   We held our first camp only five months after we began to plan. That first year we had over four hundred kids in attendance.  The camp grew so much over the next couple of years that we had to cut registration off at a thousand kids!  The Lord blessed us with awesome volunteers.  We’ve had former NFL players, Harlem Globe Trotters, a former University of Tennessee head coach, University of Tennessee basketball players and a former Brazilian soccer player.

A dear friend of mine uses this saying often “What God orders he pays for.” This was clearly evident in how he provided for this camp year after year.

Each day of the camp we had a ministry time with the kids during their break. Over the years we shared the gospel with thousands of kids who might not otherwise have had access to it.

Finding opportunities to serve in our communities is not an option.  When we serve the kids and families of the communities where we live, work, and attend church we are fulfilling the mandate that Jesus gave us to be the salt and light of the world.  It is our responsibility as followers of Christ to build bridges into our communities connecting them to the life-changing message of the love of Christ.

Ideas You Can Use

 

Evaluate Your Ministry

In her article Connecting Your Church to Your Community author Krista Petty says, “While no two congregations follow the same blueprint for community involvement, most have had to answer the following six questions along the way to becoming more externally focused.”

Continue Reading

Partnering with Schools

Partnering with the administration of your schools and providing needed services and building relationship is an excellent way to reach the kids of your community.

Continue Reading

Utilize Your Facility

A great way to connect with the kids of your community is to open up your church during the week outside of regular church times.

Creative Ideas

VBS Beyond the Building

Think outside the box.  Why not move your VBS program to a local park?

Get Ideas

School’s Out Celebration

The close of the school year is an excellent time to minister to the children that live near your church.

Get Ideas

Resources

There are many resources that can help with outreach ministry. Click the button below for a list to get started.

Resources

 

 

Contributing Author: Cathy Baggerly

Pastor Cathy came to serve as children’s pastor at the Peerless Road Church in December 2005. She had previously served as the children’s pastor at the Altavista Church of God Prophecy in Altavista, VA since 1999.  Cathy has been working with children for more than twenty years and is passionate about seeing them love the Lord with all their heart, soul, mind, and strength as well as loving and serving others.  Her formal training is in early childhood and elementary education. As a member of the International Children’s Ministry Team for the Church of God of Prophecy, Cathy participates in training children’s minsters around the world.  One of her favorite outreach opportunities is planning a sports camp for children through her membership in the Cleveland Children’s Ministry Network. Cathy and her husband Lee, were married in February of 1987. They have three beautiful children: Malorie, Logan and Emma.

Preteen Ministry: Reaching Kids in Transition

Preteen Ministry: Reaching Kids in Transition

What image comes to your mind when you picture children’s ministry?  For many of us, it is a puppet interacting with a group of children or a minister using an inspiring object lesson.  Now what comes to mind when you picture youth ministry?  Perhaps you see a crazy game or a youth pastor leading a weekend retreat.  Either way, most of us have a definite opinion about what children’s ministry or youth ministry looks like.  There is, however, a middle area of ministry that is sometimes hard to define– preteen ministry.  This ministry area consists of children between the ages of 9 and 12.  They don’t consider themselves to be “little kids” anymore, but they aren’t quite teenagers yet.  These children are definitely in a transition period.  As children’s ministers, we want to reach them at this critical time and help them make the transition to youth ministry.

Ideas You Can Use

 

Use Small Groups Effectively

Effective use of large and small groups is important, especially if you cannot completely separate your preteen ministry from your younger elementary age students (grades 1-3).

Continue Reading

Involve Preteens in Ministry

Give preteens leadership roles in your children’s ministry. This will build their self-esteem and give them purpose and fulfillment.

Continue Reading

Creativity is Key

It is important for preteens to have fun. Here are some creative ways to add excitement to your ministry.

Creative Ideas

Moving Up

Have a program for transitioning preteens out of children’s ministry and into youth ministry.

Get Ideas

They (preteens) need pastors and leaders who will stand with them as they test their legs, finding the footing of their faith as they discover a God who grows up with them.

Jim Kast-Keats

Resources

There are many resources that can help with preteen ministry. Click the button below for a list to get started.

Resources

 

Contributing Author: Curt Knowles
Curt Knowles is a member of the International Children’s Ministry teaching team. He has trained children’s ministers globally and throughout the United States. He and his wife, Sandy, have served as children’s pastors, evangelists, and camp directors over the past 15 years. Curt holds Bachelors and Masters degrees in both Computer Science and Theology, and has worked as a Data Architect/Engineer for the past 25 years. Curt and Sandy have two children (Jordan and Jeremy) and three granddaughters (Maddie, Emmy, and Chloe). They currently live in Gallatin, TN and serve on the 3Trees Kids Ministry serve team at 3Trees Church in Russell Springs, KY.

 

 

Nursery: Children’s Ministry Begins Here

Nursery: Children’s Ministry Begins Here

Too often, the nursery is considered a babysitting service for parents and grandparents. While it is essential to care for the physical needs of infants and toddlers while in the nursery, it is equally important to begin teaching them about Jesus. A baby begins to see the heart of God through the heart of the nursery volunteers. As babies learn to trust the volunteers, they learn that church is a place where people care about us.  Although a baby cannot understand a Bible story, volunteers can pray blessings upon each young child as they give them a bottle or rock them to sleep. As babies become toddlers, they can learn basic Bible truths such as God loves me and God made me through Bible stories, finger plays, and other appropriate learning activities.

Here’s what it takes to transform your nursery from a babysitting service to a ministry

  • Purpose: What do you hope to accomplish as you feed infants and do finger plays with toddlers? Every nursery ministry has specific goals: every child will be loved and accepted; every child will learn that God made him and loves him; every child will feel safe in the nursery environment; every child will be encouraged to develop acceptable social skills.
  • Leadership: A nursery ministry needs capable leadership. Above all, a nursery director loves infants and toddlers. She understands the value of providing excellent ministry to them. A capable director is able to develop good relationships with parents and volunteers. She is gifted in administration and able to develop schedules, procedures, forms, curriculum, etc. to help the nursery run smoothly and safely.
  • Established policies: Policies are developed to help the nursery be a safe environment for infants and toddlers. They should be carefully developed and well communicated to parents, volunteers and the congregation. They should be consistently but lovingly enforced. Some of the policies that need to be developed include: age of volunteers, training required for volunteers, types of snacks, discipline plan, sign in and sign out procedures, diaper and restroom procedures, etc.
  • Facilities: Your nursery facilities may not be ideal but they can be improved. Provide good lighting, paint walls and furniture, organize toys and equipment, and remove clutter. Above all, keep the nursery clean.
  • Trained workers: Select workers carefully by using a children’s ministry application and referral forms. Train them by modeling appropriate ministry to nursery age children as well as by providing books, podcasts, CDs, and DVDs on nursery ministry. Encourage the workers to be involved with the infants and toddlers by playing on the floor with them, holding them, reading or singing to them, and talking to them even if they cannot respond.

With careful planning, your nursery can be a place where children learn about the love of God.  There is no greater ministry.

Ideas You Can Use

Prepare the Classroom

Your nursery space should be carefully planned to allow for its many uses- playtime, rest, and care of children.

Continue Reading

Safety

The number one priority of any nursery is to keep children safe. A safe environment allows for peace of mind for parents and a place where children can feel the love of Jesus.

Continue Reading

Recruiting Volunteers

Recruit with this understanding: nursery ministry is a significant ministry. Nursery ministry meets the needs of babies and their families.

Recruiting Ideas

Teaching Children

Be intentional in your plan to teach young children, not just care for their physical needs.

Continue Reading

Family Milestones

Some of the best times to minister to parents are during significant events, such as births or baby dedications.

Get Ideas

Resources

There are many resources that can help with nursery ministry. Click the button below for a list to get started.

Resources

Making Christmas Memorable

Making Christmas Memorable

With each season that occurs throughout the year, change tends to come as well. Things begin to look different: flowers bloom, leaves fall, and the temperature increases and decreases depending on where you live. As the Christmas season approaches, there are also changes that take place. Yes, we see the physical changes such as decorations and lights that fill children with excitement and anticipation, but most importantly there is a reminder of eternal hope that comes through the birth of Jesus.

One of the most beautiful things about Christmas is that it not only highlights the coming of Jesus as a baby, but it is a reminder that we can be excited and filled with that same anticipation because Jesus is indeed coming again! Many times when we are teaching children, it can be easy to overlook the sacredness and the awe and wonder of this deep theological truth. If we begin to connect these dots to the children and families in our ministries, we are instilling them with something that goes far beyond a holiday season and deep into their hearts, minds, and hopefully their households.

The arrival of Jesus changed everything. He was constantly challenging those He encountered to live their live differently and to serve others. This Christmas season, let’s strive to display to kids the awe, wonder, and excitement Jesus brought to the world.

Ideas You Can Use

Celebrate Advent

One of the best ways to teach kids about the anticipation of Christ’s birth and return is through the celebration of Advent.

Continue Reading

Christmas retro background with christmas tree branches. Vector.

Create a Jesse Tree

This is a unique spin on the traditional Christmas tree. A Jesse tree is a way to teach children the salvation story from the beginning of the Bible.

Continue Reading

Give to Others

Christmas is a wonderful time to step away from the normal pace of life and think about others. Whether you are a children’s minister or a parent, you can create windows of opportunity for kids to help other people.

Giving Ideas

Prayer and Praise Ornaments

It may seem simple, but Christmas is a good time for children to reflect on their year and what is to come in the year ahead. Have children create prayer and praise ornaments as a reminder of all that God has done.

Get Directions

Burning candle

Community of Faith

The Christmas season is not just for kids; it is for all people! During this special time of year, let children spend time with believers that are older and younger than them.

Get Ideas

Christmas Nativity Scene

Teach the Story

In the hustle and bustle of the season, sometimes we get so busy crafting and giving that we forget to teach the story of Jesus’ birth. Lots of magnificent details can easily be overlooked.

Continue Reading

Resources

 

cogop_smaller-2008Contributing Author: Joy Hensely

Joy is the Associate Pastor of Children at Spring Place Church of God of Prophecy. In July of 2016, she completed her Master of Arts degree in Ministry Studies from Lee University. Her desire is to develop and build relationships with children, their families, and volunteers that point them not only towards a growing relationship with God, but also fulfilling God’s call for their own lives.