Involucrando a los niños en el ministerio y servicio

Involucrando a los niños en el ministerio y servicio

«…Y el niño ministraba a Jehová delante del sacerdote Elí». (1 Samuel 2:11)

Cuando Ana llevó a Samuel al tabernáculo en Silo para cumplir su voto a Jehová, la Biblia nos dice que «el niño era pequeño» quizá tenía unos 3 años. Sabemos que, bajo la dirección e instrucción del sacerdote Elí, Samuel inmediatamente comenzó a servir en el ministerio a esta temprana edad. ¿Cómo servía él? Primera de Samuel 3:15 nos dice que Samuel «[abría] las puertas de la casa de Jehová». Puedo imaginarme a un joven Samuel vestido en un efod de lino que le había hecho su madre, abriendo las puertas y saludando a la gente mientras entraban a la casa de Jehová.

Samuel comenzó su ministerio cuando era un niño pequeño, sirviendo y ayudando mientras aprendía del sacerdote Elí. Fue un ministerio intergeneracional. Samuel no fue puesto en la parte posterior del tabernáculo donde no sería visto ni oído; lo colocaron en la puerta principal. Sin duda tuvo que barrer, limpiar y hacer otros quehaceres menores en el tabernáculo, mientras aprendía y crecía en el Señor. Lo que debemos aprender de esta historia es que se le dio la oportunidad a Samuel de servir, aprender y crecer en el ministerio desde una edad temprana.

 Los niños en nuestros ministerios necesitan tener las mismas oportunidades que tuvo Samuel. Necesitan saber que pueden servir y ayudar, aunque sea en las cosas pequeñas. El Señor dijo: «El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel…» (Lucas 16:10, RVR1960). Debemos enseñarles a nuestros niños a servir y ser responsables en el ministerio mientras son pequeños. Nuestros niños no son sólo la iglesia de mañana, sino que son parte de la iglesia de hoy. Debemos enseñarles a decir: «Yo puedo servir».

IDEAS QUE PUEDE UTILIZAR

Es importante enseñar que el ministerio es un llamado de tiempo completo y no simplemente cuando nos da la gana. En mi iglesia nos aseguramos de que nuestros niños sean responsables cuando se ofrecen como voluntarios, o cuando se les pide que sirvan en un ministerio o proyecto. Deben recibir entrenamiento y asistir a las reuniones sobre ese ministerio o proyecto. A continuación algunas de las cosas que hemos hecho en nuestra iglesia local y campamentos que han funcionado. También presentamos la edad requerida para que puedan participar de esos ministerios.

 EL PERSONAL:Los niños se comprometen a ayudar a limpiar después de un evento. Limpian las mesas, barren el piso y ayudan a sacar la basura. El personal también ayuda, en los días programados, a limpiar y hacerle reparaciones a la iglesia. Aun han ayudado a organizar el armario de suministros. El equipo también puede ayudar a recoger la basura en el parque local. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 MINISTERIO DE MARIONETAS:Los niños son nuestros marionetistas. Deben de ensayar con anticipación. Cuando los niños están comenzando en este ministerio, les damos títeres dactilares para que los lleven a la casa y practiquen frente al espejo. Generalmente tenemos muchos niños que quieren participar en el ministerio de títeres. Cuando eso pasa, alternamos a nuestros marionetistas semanalmente para darle a cada niño la oportunidad de servir en este ministerio. Este ministerio comienza con niños en el 3er año de primaria.

 EL CORO/GRUPO DE ADORACIÓN:Los niños cantan en el coro y grupo de adoración. Deben participar de los ensayos para que puedan aprender la letra y familiarizarse con la melodía de los cantos. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 EQUIPO DE LA LOGÍSTICA:Les damos oportunidad a los niños de observar y aprender de los adultos que trabajan con el equipo técnico y de sonido. Esto es mucho más que simplemente apretar un botón. Desde el comienzo hasta el final, los niños aprenden qué se necesita para que los elementos de la logística marchen sin problemas, para que puedan ellos operar el sistema con destreza. Queremos asegurarnos de que los niños entiendan el costo y el valor del equipo de sonido y otros elementos de la logística. Los niños en quinto año de primaria pueden comenzar a servir en este ministerio.

 UJIERES:Servir como un ujier implica saludar a la gente cuando entran en el santuario y ayudar a recolectar la ofrenda. Se les debe enseñar a los niños a saludar con una sonrisa, una palabra amable y dando la mano. También deben familiarizarse con el edificio y los diversos ministerios para que puedan responder a las preguntas y dirigir a las nuevas familias a la guardería, al área del ministerio de niños, al santuario, etc. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 CANASTA DE DESPENSA:Una vez cada tres meses nuestros niños preparan pasteles, galletas y bizcochos, los embolsan y colocan en una canasta de despensa para nuestros ancianos y personas que no puede salir de sus hogares. También escriben notas alentadoras y dibujos y las ponen en la canasta. Oramos por ellas la noche en que las preparamos. Al día siguiente, los niños que están disponibles nos ayudan a entregarlas. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 FERIA ARTESANAL:Los niños hacen artesanías para recaudar fondos para las misiones. Escogemos artesanías que les guste a los niños y cada uno hace una para vender. La feria artesanal navideña ha sido la mejor de todas. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 EL SERVICIO DE NIÑOS:Los niños que quieren ayudar en el servicio de niños reciben una copia de la lección con anticipación, y nos reunimos con ellos para orar y conversar sobre la lección. Decidimos en qué parte de la lección/servicio van a ministrar —ya seala lección objetiva, la lección bíblica, operando la logística o en los juegos. Unos días antes del servicio, contactamos a los niños para asegurarnos de que están listos. Después del servicio, conversamos sobre lo que les gustó y lo que no les gustó, lo que salió bien y lo que no salió bien, y decidimos si hacer cambios o mejoras. Queremos que los niños que ayudan en esta capacidad sean al menos tres años mayor que los niños de la clase donde sirven. Los niños pueden comenzar a ayudar en este ministerio cuando estén en 4o año de primaria.

 VISITAS:Lleve a los niños a visitar los asilos y hospitales. Llevamos pequeños regalos para aquellos que visitamos y les preguntamos si desean que oremos por ellos antes de irnos. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

 EQUIPO DE APOYO:Los niños escriben notas de agradecimiento a nuestro pastor y otros líderes de la iglesia. Las pegamos de las puertas de las oficinas, las ventanas de los carros, o las colocamos en sus sillas en la iglesia. Para niños de edad preescolar hasta adultos.

Los niños quieren ser parte del ministerio y quieren servir. Durante años hemos oído a los niños preguntar: «¿Puedo ayudar?» Nuestra respuesta debe ser «¡SÍ, PUEDES!» Observar a un niño servir, aprender y crecer en el ministerio es una de las bendiciones más grandes que hay en el ministerio de niños. Quizá comiencen dando pequeños pasos, pero si se les brinda la oportunidad, con práctica y tiempo, esos pequeños pasos se convierten en grandes avances.

 

Autora contribuyente: Margaret Bryant  

Margaret es la líder del ministerio de niños en la iglesia Family Worship Center en Hickman, Tenesí. Ella y su esposo, David, dirigen el campamento Big Shot en Camp Hickory Hills. Margaret comenzó sirviendo en el ministerio de niños a los 12 años. Ella desea que todos los niños sepan que son amados y que han sido creados para un propósito.

 

La guardería: El ministerio de niños comienza aquí

La guardería: El ministerio de niños comienza aquí

Muy a menudo, la guardería sólo es considerada un servicio que cuida de los niños. Si bien es cierto que es esencial cuidar de las necesidades físicas de los infantes y párvulos mientras están en la guardería, también es esencial comenzar a enseñarles sobre Jesús. Un bebé comienza a conocer el corazón de Dios a través de la convivencia con los voluntarios de la guardería. A medida que los niños comienzan a confiar en los voluntarios, aprenden que la iglesia es un lugar donde las personas procuran su bienestar. Aunque los infantes quizá no comprendan una historia bíblica, los voluntarios pueden declarar bendición sobre cada niño mientras les dan su biberón o los arrullan. Cuando los infantes se vuelven párvulos, pueden comprender verdades bíblicas básicas, tales como: Dios me ama y Dios me creó, a través de historias bíblicas, mímicas y otras actividades de aprendizaje apropiadas para su edad. Continue reading

Seis maneras de presentar una lección bíblica creativamente

Seis maneras de presentar una lección bíblica creativamente

Imagina: Usted ha invertido horas preparando una lección para su servicio de niños. Y está completamente seguro de que, al momento de hacer el llamado al altar, su grupo de niños entero pasará al frente con lágrimas en los ojos deseosos por participar en el próximo viaje misionero. Comienza a impartir su lección bíblica con mucha confianza. Las cosas van muy bien, y cinco minutos después de comenzar la lección, comienzan los problemas. Los niños se vuelven inquietos y comienzan a hablar. Mientras que algunos niños están inquietos, otros están mirando fijamente a la distancia ignorando su enseñanza. Es en este momento preciso que usted se percata de que ha perdido la atención de los niños. Sin duda están atentos, ¡atentos a algo muy lejos de la lección que está usted impartiendo! Continue reading

Envolviendo a los Niños en la Adoración

Envolviendo a los Niños en la Adoración

DIRECCIÓN MINISTERIAL

Mi iglesia recientemente comenzó a tener dos servicios de adoración familiar al mes los domingos por la noche. El propósito es incorporar a todas las edades en la adoración. Una de las maneras en que hacemos esto es proveyéndoles a los niños instrumentos para que toquen mientras cantan. La semana pasada estuve sentada al lado de uno niño muy bullicioso de tres años cuya madre forma parte del equipo de alabanza. Le encantó la primera canción y estaba muy entusiasmado con la adoración. Cuando terminó la canción, él gritó bien alto para que todos escucharan: «¡Buen trabajo mamá!» Eso nos hizo sonreír a todos. No sólo tuvo la oportunidad de adorar a Dios cantando, sino que también tuvo el privilegio de ser dirigido por su madre en la adoración. Como ministros de niños, tenemos también el privilegio de dirigir a los niños en la adoración a Dios. Continue reading

Criando Niños con una Mentalidad Misionera

Criando Niños con una Mentalidad Misionera

INTRODUCCIÓN

Cuánto me gustaría poder decirles que como madre de dos hijas y pastora de niños, he logrado que mis hijas desarrollen un corazón misionero a través de mis enseñanzas inspiradoras, pero no es así. Mi hija mayor comenzó a tener un poco de conciencia sobre las necesidades de otras personas en el mundo a través del programa La Mano que Ayuda para Niños. Cuando ella tenía cinco años de edad, asistió a una clase para preescolares en la Asamblea de niños, y el maestro les compartió acerca de las necesidades de los niños de Guatemala. Luego ella me relató todo lo que aprendió en la clase. Unos pocos años después, volvimos a asistir a la Asamblea General y visitamos la exhibición del encuentro misionero en donde aprendimos acerca del trabajo de los misioneros en otros países del mundo. Recuerdo que volvimos a preguntar sobre el programa La Mano que Ayuda para Niños, y en un momento de inspiración le pregunté a ella si estaba dispuesta a dirigir el programa en nuestra iglesia. Ella se emocionó en gran manera y me dijo que había estado orando para que Dios le diera una oportunidad de trabajar para Él. Ese año, ella recaudó $1000 dólares (EE.UU.) para ayudar a comprar recursos y material educativo para los ministros de niños en Centro y Sur América. Continue reading

Ministerio de Campamentos

Ministerio de Campamentos

INTRODUCCIÓN

Recuerdo el momento en que me enamoré del ministerio de campamentos. Fue en el verano que llevé a mi hija más pequeña al campamento para niños de 6 a 8 años edad en Tenesí. Ambas éramos campistas porque, debido a su edad, el campamento permitía que los padres asistieran al campamento con sus hijos. Ambas nos sentimos más cerca de Dios, y Dios continuó obrando en nuestras vidas durante todo el campamento. Sus planes para mi hija era incrementar su crecimiento espiritual cada verano que regresaba al campamento. Jamás olvidaré el día que volvió ella del campamento de adolescentes con un hambre por conocer más de Dios y Su palabra. Ella pasó semanas estudiando la Biblia. El campamento fue un momento decisivo para ella. El plan de Dios para mí iba más allá que sólo asistir a los campamentos. Mi esposo y yo ahora dirigimos el mismo campamento al cual asistí con mi hija, el campamento para niños de 6 a 8 años de edad en Tenesí. Continue reading

Boletín Informativo del Ministerio de Niños Preescolares

Boletín Informativo del Ministerio de Niños Preescolares

Antes de que naciera cada una de nuestras hijas, mi esposa y yo compramos un álbum de fotos en el cual colocar las fotos de los recuerdos más preciados mientras ellas crecían. En cuanto nacieron nuestras hijas, colocamos un retrato de ellas en la portada del álbum y escribimos los detalles de su nacimiento —sus nombres, fecha de nacimiento, a qué hora nacieron y cuánto pesaron. Cada álbum contiene páginas en blanco esperando las fotos que serán colocadas en ellas.

A menudo miro estas páginas blancas, e imagino los eventos futuros que le esperan a mis hijas que terminarán en las páginas de estos álbumes. Continue reading

Haciendo la Coneccion en la Comunidad

Haciendo la Coneccion en la Comunidad

Imagínense que hay una puerta en lo que tiene que pasar para entrar en el Reino de Dios.  Ud. pasa de la puerta.  Ud. mueve en los salones y encuentra un grupo de gente que son similar a Ud.  Ud. siente la seguridad.  Después de placticar más con la gente en el salon, Ud. mueve más atrás de la puerta.
Muy poca gente están cerca de la puerta diciendo “hola” a los que entran.  Es dificíl a esperar por la puerta.  Allá hay gente que tiene preguntas de las cosas que Ud. cree.  Hay gente que están sufriendo, son pobre, abusadas y desperadas.  Pero, si  no hay alguien a la puerta, ¿quien va invitar esta gente a entrar en el reino? Continue reading

Guardando la Palabra de Dios en sus Corazones

Guardando la Palabra de Dios en sus Corazones

En el prefacio del libro, TEACHING THE BIBLE CREATIVELY (Enseñando la Biblia Creativamente), los autores Bill McNabb y Steve Mabry comparten esta historia:

Una mujer leyó en un libro que los perros son más sanos si se les da una cucharada de aceite de hígado de pescado cada día. Así que siguió esa rutina diaria– correteaba a su perro hasta alcanzarlo, luchaba con él y lo forzaba a tomarse este remedio marisquero. Hasta que un día, durante este forcejeo diario, se derramó la botella. Con un suspiro, ella soltó a su perro para poder limpiar el piso– entonces vio que el perro se acercó al charco de aceite y comenzó a lamerlo. Allí fue que ella se dio cuenta que al perro le encantaba el aceite de pescado; sólo era el método que ella usaba lo que rechazaba el perro. Continue reading

Deuteronomio 6:5-7 —¡Ayudemos a los Padres!

Deuteronomio 6:5-7 —¡Ayudemos a los Padres!

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes” (Deuteronomio 6:5-7).

En ocasiones pareciera como si el ministro de niños fuera la única persona responsable del desarrollo de la fe en los niños. Sin embargo, bíblicamente este no es el caso. En Deuteronomio 6 claramente vemos que el mandamiento les fue dado a los padres; ellos deben amar a Dios y enseñarles a sus hijos Sus mandamientos dentro del contexto del diario vivir. Pero este mandamiento del Antiguo Testamento no era responsabilidad de la familia solamente. La instrucción de los padres debía ser afirmada dentro de una comunidad de fe y amor. Lo que era modelado y enseñado en el hogar también lo era dentro de la comunidad. La familia y la comunidad se asociaban para fomentar la fe en la siguiente generación. Continue reading